Kansas City Chiefs

El CB perfecto: El movimiento de Marcus Peters, la técnica de Darrelle Revis

Reunimos las mejores características o cualidades de los mejores esquineros de la NFL para hacer uno inigualable.
20 Jun 2016 – 12:59 PM EDT

Por: Gil Brandt /analista senior de NFL Media

Basta con la búsqueda constante de talento en la NFL. Gil Brandt está tratando de hacer algo diferente: construir un jugador perfecto en posiciones clave combinando lo mejor de cada elemento sobresaliente en la liga. La serie continúa con el esquinero perfecto.

El esquinero perfecto debe tener ...

... el movimiento de caderas de Marcus Peters.

Cuando escuchas acerca de un esquinero que puede “voltear la cadera”, estamos hablando de alguien que puede tener un buen control de su cuerpo y que puede voltear y correr tras los receptores sin perder ningún movimiento. Piense en la agilidad y fluidez de los jugadores de baloncesto. Peters no es el más rápido del mundo, pero los receptores que tienen ventaja en velocidad sobre él aún tienen problemas para encontrar espacio ante el defensor de los Chiefs, en gran parte por su movimiento de caderas. También hace que sea vea más fácil para el Novato Defensivo del 2015 – quien empató el liderato de la liga con ocho intercepciones la temporada pasada – para estar en posición de llevarse el ovoide.

Clásico ejemplo: Mel Blount.


... los instintos y el IQ futbolístico de Josh Norman.

El IQ futbolístico se trata de tener ese sexto sentido por ver lo que sigue. Tipos que se paran afuera en esta área son jugadores puros que entienden el juego; saben diagnosticar las jugadas. Frente a un receptor, un esquinero con buenos instintos podría interponerse en la ruta en lugar de ir detrás del receptor. Un jugador tiene instintos y no es algo que se pueda entrenar. Como Peters, Norman no cuenta con gran velocidad, pero sí cuenta con grandes instintos, que lo ayudaron a alimentar el poder de la defensa de Carolina la temporada pasada ganando un contrato de cinco años y $75 millones de dólares con los Redskins en la temporada baja.

Clásico ejemplo: Dick LeBeau.


... el cierre ráfaga de Janoris Jenkins.

Tipos con un cierre ráfaga tienden a derribar muchos pases. Incluso si es golpeado en ruta, un esquinero con un buen cierre ráfaga es capaz de recuperarse e ir por la bola o para contener al receptor. Los factores aquí son la rapidez en áreas pequeñas y la velocidad. Jenkins acumuló 16 pases defendidos en el 2015, junto con 64 tackleadas en su última temporada con los Rams antes de haber firmado un contrato de $62.5 millones de dólares con los Giants en la temporada baja.

Clásico ejemplo: Willie Brown.

... la técnica de Darrelle Revis.

Si vas a cualquier campamento de entrenamiento, escucharás a los entrenadores diciendo a los equineros que apliquen su técnica. Para ver la técnica en acción, sólo miren el video del esquinero de los Patriots, Malcolm Butler, cuando interceptó en el Super Bowl XLIX –el defendió esa jugada como Bill Belichick se lo enseñó, y valió la pena. La técnica de Revis destaca. Como Rod Woodson antes de él, Revis sabe cómo ponerlo todo – instintos, habilidad y técnica – en conjunto para sacar el máximo provecho de lo que tiene.

Clásico ejemplo: Darrell Green.


... la competitividad de Vontae Davis.

Todo el mundo que juega esta posición se quema en una base bastante regular. Esto es, el porcentaje de pases lanzados en tu dirección que son completos. Los buenos esquineros deben tener el impulso competitivo de tomar cada momento como viene y recuperarse después de renunciar a una gran jugada o touchdown para hacer la jugada en la siguiente oportunidad.

Clásico ejemplo: Jimmy Johnson.

... el valor de contacto de Richard Sherman.

Hay algunos esquineros que esperan no hacer tackleadas, y esos son los tipos que pueden ser explotados por la ofensiva, nuestro esquinero perfecto debe ser un tackleador dispuesto a golpear en el aire y contra la carrera. Sherman es un tipo grande, duro, que se va a plantar y abordar (274 tackleadas en cinco temporada con los Seahawks). Además de Mike Haynes (que aparece justo debajo), Ronnie Lott se ajusta a esta descripción a la perfección –pero, por supuesto, tiene limitada experiencia como esquinero antes de cambiar a safety.

Clásico ejemplo: Mike Haynes.


... las habilidades con el balón de Chris Harris.

Esto realmente se reduce con la coordinación mano-ojo en el punto de recepción, que es diferente en diferentes rutas. Se trata de competir por el ovoide y posicionarte para pelear por él. Algunos cuentan con gran habilidad de cobertura pero carecen de la habilidad para hacer casi una obra de esto. El defensivo de los Broncos tiene la capacidad de aparentemente estar siempre en el lugar correcto en el momento correcto para encontrarse con el ovoide.

Clásico ejemplo: Deion Sanders, Everson Walls.


Sigue a Gil Brandt en Twitter @Gil_Brandt.

Más contenido de tu interés