Histórico acuerdo de MLB y Cuba permitirá a peloteros ser contratados sin obstáculos

La MLB y la Federación Cubana de Béisbol acordaron que peloteros de la isla podrán integrarse a equipos de Grandes Ligas, pese a tensiones políticas.
19 Dic 2018 – 6:04 PM EST

El impresionante talento de béisbol de Cuba ya no tendrá que arriesgarse a la deserción y el tráfico de personas para jugar en los clubes estadounidenses, en virtud de un acuerdo anunciado este miércoles después de tres años de negociaciones.

Las Grandes Ligas, su sindicato de jugadores y la Federación Cubana de Béisbol hicieron un acuerdo innovador que permitirá a los jugadores de la nación insular comunista firmar con los equipos de América del Norte a pesar de las tensiones políticas entre los gobiernos de los Estados Unidos y Cuba.

El acuerdo MLB-Cuba instalaría un sistema similar a los utilizados por MLB con las Ligas de Japón, Corea del Sur y Taiwán cuando los jugadores quieran saltar a los acuerdos más ricos de las Grandes Ligas.

Durante décadas, los funcionarios cubanos han tratado de mantener a los jugadores en el territorio nacional y su poderosa escuadra amateur nacional. Los jugadores se han visto obligados a desertar, a menudo haciendo tratos con personajes sombríos y forzados a la trata de personas para escapar de Cuba, obligados a ir a otras naciones antes de poder firmar como agentes libres con los equipos de las Grandes Ligas.


Uno de los mejores jugadores de MLB nacidos en Cuba es el primera base de los Chicago White Sox, José Abreu, quien desertó en 2013 y elogió el nuevo acuerdo.

"Las palabras no pueden expresar plenamente mi sincera alegría y emoción", dijo. "Saber que la próxima generación de jugadores de béisbol cubanos no soportará el destino inimaginable de los jugadores cubanos anteriores es la realización de un sueño imposible para todos nosotros.

"Tratar con la explotación de contrabandistas y agencias inescrupulosas finalmente terminará para el jugador de béisbol cubano. Hasta la fecha, todavía soy acosado".

Según el acuerdo, la federación cubana debe liberar a todos los jugadores que tengan 25 años de edad con seis años de experiencia y también puede liberar a talentos más jóvenes. Los jugadores pueden negociar y firmar con los equipos de las Grandes Ligas sin salir de Cuba, y la federación cobra una tarifa de liberación para todos los jugadores firmados por los clubes de la MLB.

Los jugadores tendrán visas de trabajo estándar en Estados Unidos que les permitirán a ellos y sus familias viajar y regresar a Cuba cuando lo deseen. Los jugadores mantendrían el dinero que ganan en lugar de ver que gran parte de él va a los funcionarios cubanos como en los acuerdos anteriores para el talento cubano en las ligas asiáticas.

"La próxima generación de jugadores de béisbol cubanos podrán firmar un contrato de Grandes Ligas, mientras que en Cuba podrán conservar sus ganancias como cualquier otro jugador del mundo, podrán regresar a Cuba, podrán compartir con sus familias, y podrán practicar el deporte que aman contra los mejores jugadores del mundo sin temor ni temor ", dijo Abreu.


No más deserciones riesgosas

Los principales ejemplos del hambre y las dificultades de los jugadores cubanos para llegar a las grandes ligas son Livan y Orlando 'El Duque' Hernández, ambos lanzadores estrella en su juventud.

El hermano menor, Livan, desertó en 1995 y planeaba escapar a través de México con el reclutador Joe Cubas. En 1997, ayudó a los Florida Marlins a ganar la corona de las Grandes Ligas, con los honores de Jugador Más Valioso de la Serie Mundial.

Orlando Hernández, a raíz de la deserción de su hermano, quedó fuera del equipo de medalla de oro olímpico de Cuba en 1996. El día de Navidad de 1997, Orlando desertó en un pequeño bote cerca de las Bahamas y finalmente se le ofreció asilo en Costa Rica, convirtiéndose en agente libre y estableciendo un acuerdo de 6.6 millones con los New York Yankees, con quienes ganó los títulos de la Serie Mundial en 1998, 1999 y 2000. Más tarde ganó otro en 2005 con los Medias Blancas de Chicago.

"Durante años, las Grandes Ligas de Béisbol han estado buscando poner fin al tráfico de jugadores de béisbol de Cuba por parte de organizaciones criminales al crear una alternativa segura y legal para que esos jugadores firmen con clubes de Grandes Ligas", dijo el comisionado de la MLB Rob Manfred.

"Creemos que este acuerdo logra ese objetivo y permitirá que la próxima generación de jugadores cubanos persiga su sueño sin soportar muchas de las dificultades que enfrentan los jugadores cubanos actuales y anteriores que han jugado en las Grandes Ligas".

Los cubanos ya no necesitan arriesgar sus vidas para seguir sus sueños de béisbol, dijo el director ejecutivo de la MLB Players Association, Tony Clark.

"Establecer un proceso legal y seguro para ingresar a nuestro sistema es el paso más importante que podemos dar para poner fin a la explotación y el peligro de los jugadores cubanos", dijo. "La seguridad y el bienestar de estos jóvenes sigue siendo nuestra principal preocupación".


Los jugadores 'migrados' pueden volver

La versión del anuncio de la Federación Cubana de Béisbol enfatizó que permitiría a los cubanos jugar "sin discriminación, en igualdad de condiciones, en la MLB, sin verse obligados a romper sus lazos de ningún tipo con su país".

El anuncio cubano del acuerdo dijo que permitiría el regreso de los cubanos que "emigraron a terceros países con el propósito de tratar de llegar a las Grandes Ligas y que por varias razones no lo han logrado, diciendo que" podrán hacerlo. Reinsertado en el sistema competitivo nacional cubano".

El anuncio cubano señaló que no cambiará las cosas para aquellos que ya han salido de Cuba para las Grandes Ligas, diciendo que el acuerdo comienza "desde el momento en que se firma el acuerdo".

RELACIONADOS:MLB

Más contenido de tu interés