Deportes

Messi y su padre son condenados en España a 21 meses de cárcel por fraude fiscal

El astro argentino deberá pagar además una multa de 2.32 millones de dólares por fraude fiscal. Es poco probable que ingrese a prisión al ser la condena inferior a 24 meses.
6 Jul 2016 – 7:12 AM EDT

El delantero del Barça Leo Messi y su padre, Jorge, fueron condenados este miércoles a 21 meses de cárcel por un multimillonario fraude fiscal en España por dinero no declarado vinculado a los derechos de imagen del astro argentino.

No obstante, es poco probable que entren en prisión al tratarse de una pena inferior a dos años. La legislación española establece por lo general que una persona condenada a menos de 24 meses y sin antecendentes penales pueda evitar la cárcel.

La justicia española impuso también una multa de 2.32 millones de dólares (2.1 millones de euros) para Messi mientras que su progenitor se verá obligado a pagar 1.77 millones de dólars (1.6 millones de euros). La sentencia aún puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

La sentencia resalza la "ignorancia deliberada" del jugador. Por eso, considera que "el desconocimiento evitable, derivado de la indiferencia, no es un error, y no puede provocar una descarga de la responsabilidad".

Ambos fueron juzgados hace un mes por un fraude fiscal de 4.63 millones de dólares (4.16 millones de euros) ante un tribunal de Barcelona que este miércoles los declaró culpables.

La sección octava de la Audiencia de Barcelona notificó a las partes este miércoles la sentencia por fraude al fisco entre los años 2007 y 2009.

La abogacía del estado español había solicitado 22 meses y 15 días de prisión tanto para el astro argentino como para su padre. Por su parte, la fiscalía pedía condenar únicamente a Jorge Messi a 18 meses de cárcel.

"Sólo jugaba al fútbol"

Durante el juicio, para justificar que él no tiene relación con los millones no declarados a la Hacienda pública española, el futbolista defendió que "solo jugaba al fútbol" .

"Yo solo jugaba a fútbol. Firmaba los contratos porque confiaba en mi papá y en los abogados que habíamos decidido que nos llevaran las cosas", se defendió el jugador argentino durante el juicio.

La sentencia, sin embargo, rebate este argumento y considera que actuó sabiendo que estaba cometiendo un delito. "Cuando se aprecia una indiferencia tan grave como la que nos ocupa, ya que, a pesar de todas las circunstancias y oportunidades que tuvo el jugador de conocer cómo se gestionaban sus derechos, no lo hizo, no cabe sino considerar que se ha actuado con dolo (...) con la consciencia de que se va a realizar un acto ilícito".

La justicia española acusa a Messi de haber cedido sus derechos de imagen a una compañía radicada en un paraíso fiscal para evitar pagar los impuestos derivados de esos contratos.

Una trama para defraudar

El ganador del Balón de Oro por cinco veces siempre ha defendido su inocencia. Durante su declaración en el juicio negó que conociera cualquier intento de no pagar impuestos por sus derechos de imagen. Sin embargo, la condena avala que él y su padre eran conscientes de que la trama de empresas radicadas entre Suiza, Belice, Reino Unido y Uruguay tenía como objetivo evitar pagar al fisco.

Entre el 2007 y el 2009, el crack argentino firmó numerosos contratos con firmas como Pepsi y Adidas. Las gestiones se realizaron gracias a la empresa Jenbril, ubicada en Uruguay y de la que, según la documentación, era el administrador. La sentencia ahora establece que este esquema se construyó a fin de ahorrarse el pago de los impuestos en España.

Lea también:

RELACIONADOS:DeportesLionel MessiFútbolDelitos FiscalesEstafa y Fraude

Más contenido de tu interés