null: nullpx
Pumas UNAM

Palencia le ‘quitó’ a Tomás Boy el torneo que más cerca estuvo de ganar

El Cruz Azul-Pumas será el reencuentro de dos personajes del fútbol mexicano que tienen una cuenta pendiente tras la final del Clausura 2011.
20 Jul 2016 – 7:37 PM EDT

Este sábado se celebrará uno de los partidos más atractivos que ofrece la Liga MX por la rivalidad y trascendencia de los equipos. Cruz Azul recibe a Pumas en un enfrentamiento que siempre llama la atención y que en esta ocasión tendrá un ingrediente que lo hará aún más especial.

Juan Francisco Palencia, un histórico ex futbolista cementero y que fue emblema dela institución celeste durante la década de los noventas, regresa al Estadio Azul pero ahora como director técnico. Lo curioso es que no conduce a la Máquina, sino que está al frente del equipo de la UNAM donde se retiró como ídolo.

El ‘Gatillero’ cerró su amplia trayectoria en 2011 con los Pumas y lo hizo a lo grande, saliendo campeón. El verano del año de su retiro logró levantar su tercer título de campeón en México a costa del Morelia, entonces dirigido por Tomás Boy, hoy entrenador de la Máquina.

Por si el regreso de Palencia fuera poco, el choque de la jornada 2 del Apertura 2016 tendrá como aliciente que una insignia del Cruz Azul se volverá a ver las caras, ahora como timonel, contra un técnico experimentado al que le robó la gloria cuando más cerca estuvo de alcanzarla.

La Final del Torneo Clausura 2011 enfrentó al segundo lugar contra el tercero general. Pumas y Monarcas fueron los contendientes y regalaron dos partidos muy cerrados de buen fútbol que tuvieron como gran protagonista a un solo personaje: Palencia.

El veterano jugador de Universidad Nacional fue el verdugo de Boy en aquella final, pues desde el encuentro de ida, dio indicios de que no cesaría en la búsqueda de coronarse coronarse otra vez sin importar que el timonel rival no conocía las mieles de la victoria.


Tomás Boy, el excéntrico técnico del Cruz Azul, polémico dentro y fuera de la cancha por sus bailes, festejos y declaraciones, es un estratega con 27 años de experiencia que ha dejado su sello en la Liga MX con momentos de brillantez y juego ofensivo con equipos como Monterrey, Atlas y Morelia.

Fue precisamente Monarcas el club donde más cerca ha estado de salir campeón. Luego de tres torneos a un gran nivel -llegando a dos semifinales-, en el C2011 el ‘Jefe’ por fin alcanzó el juego definitivo y estuvo muy cerca de conseguir el segundo campeonato de la ‘Monarquía’ en la Primera División.

Durante el primer duelo de la final en el Morelos, el conjunto felino se puso en ventaja hasta la parte complementaria con un golazo descomunal de Francisco Palencia al minuto 68 que sacó un fierrazo y la guardó en el ángulo superior izquierdo de la portería de Vilar.

No pasó mucho para que el cuadro purépecha lograra el empate por medio de Joao Rojas, otro elemento ahora con los celestes, que solo frente al Pikolín II decretó el 1-1 que dejaba todo a resolverse en la vuelta.


En el choque en CU, Pumas salió determinado a llevarse el título y de nueva cuenta se fue adelante con otra anotación del ‘Gatillero’, que al 14’ liquidó a Federico Vilar por la vía del penalti, para el 1-0 que alejaba al ‘Jefe’ Boy del cetro, aunque Monarcas volvió a reaccionar muy rápido.

El club michoacano empató 10 minutos después con otra pena máxima convertida por Jaime Lozano, ex universitario que provocó la incertidumbre en las tribunas albiazules. Para que la cuña apriete el empate lo hacía otro símbolo. El ‘Hecho en CU’ se estaba convirtiendo en el villano poniendo el global 2-2 hasta el descanso.

Cuando maduraba el encuentro y parecía que la final se extendería a los tiempos extra, apareció una genialidad de Javier Cortés que, con un golazo en jugada individual con dos túneles incluidos, amarró la victoria para que los Pumas se impusieran 2-1 al Morelia en lo que acabó como una gran fiesta en Ciudad Universitaria.

Todo era festejos y júbilo por la séptima estrella para el equipo de la UNAM pero esa tarde era especial pues el héroe era uno solo y reconocido por todos.

Afición, directiva, cuerpo técnico y jugadores de Pumas se entregaron a Paco Palencia, que dejó para la posteridad su imagen trepado en una de las porterías de CU levantando por todo lo alto el trofeo de campeón a costa de otra derrota para Tomás Boy, quizás la más dolorosa de toda su carrera.

RELACIONADOS:Pumas UNAMCruz AzulSeason 2016/2017Francisco PalenciaTomás Boy

Más contenido de tu interés