Deportes

EDITORIAL | La Costa Oeste atraviesa su segunda 'fiebre de oro' y el deporte lo comprueba

Los millones invertidos en equipos, entrenadores y jugadores de diferentes disciplinas dan muestra del poder financiero y el renacimiento deportivo californiano.
8 Feb 2018 – 5:19 PM EST

Estos son los 20 peloteros que más millones ganan en las Grandes Ligas

Loading
Cargando galería

Hemos sido testigos de las cantidades inverosímiles que se manejan en el deporte en los últimos años. Desde partidos amistosos veraniegos que rompieron récords de audiencia hasta contratos millonarios ofrecidos a entrenadores y jugadores. No importa, el flujo de dinero parece no detenerse, sino todo lo contrario: su cauce hasta podría desbordarse.

Las ligas deportivas más importantes de los Estados Unidos han encontrado en la Costa Oeste, específicamente en 'Cali', su mina de oro; fenómeno que podría compararse con los primeros habitantes estadounidenses que huyeron del Este a mediados de los Siglo XIX en busca de un renacimiento.

La MLS, NBA, NFL, MLB, y el boxeo han mostrado un ímpetu por destacar, y hacer de esta lugar, el "Hollywood del deporte" a base de billetazos con proyectos ambiciosos que exigen resultados inmediatos. Algunos ya dieron sus primeros frutos, otros aguardan a que lo invertido les pueda comprar historia y júbilo.

El número de estrellas del balompié mundial que acogieron a la MLS como el último escalón en sus carreras es un claro ejemplo de la plata que se mueve en la Costa Oeste. Hace algunos años, nadie habría imaginado que nombres como Steven Gerrard, Sebastián Giovionco, Andrea Pirlo, Kaká, Giovani Dos Santos, y Carlos Vela, todos provenientes del Viejo Continente, habrían optado por jugar al fútbol en los Estados Unidos.


Incluso 'Gio' y Vela, cuyas carreras no se comparan con el resto de los jugadores antes nombrados, obtuvieron contratos jugosos de parte del LA Galaxy y Los Angels FC, respectivamente. El primero no pudo rechazar la atractiva oferta en 2015 de 28.5 millones de dólares por cuatro años y medio, mientras que su compañero del Tri obtendrá 28 millones de dólares (brutos) por cuatro temporadas con el nuevo equipo de la liga.

Pero no sólo un mercado a la alza como el fútbol se ha beneficiado de la economía de la Costa Oeste. Los Dodgers de Los Ángeles tiraron la casa por la ventana en 2014 tras ofrecerle al zurdo lanzador,Clayton Kershaw, un contrato por siete años y 215 millones de dólares con un bono de 18 millones. Los billetazos casi rinden frutos el año pasado luego de que los Dodgers conquistaran la Liga Nacional ante los Cubs, pero no pudieran consagrarse en la Serie Mundial ante los Houston Astros.

La NFL no se queda atrás. Hace un mes, los Oakland Raiders anunciaron a su nuevo entrenador en jefe para la temporada 2018, Jon Gruden, a quien le pagarán 100 millones de dólares en las próximas 10 temporadas. Y qué decir de la sensación de los 49ers, Jimmy Garoppolo, quien fuera el supuesto heredero de Tom Brady en Nueva Inglaterra hace unos meses, que se convirtió en el jugador con el promedio salarial anual más alto de la liga tras extender su contrato por cinco años y 137.5 millones de dólares.


Los Golden State Warriors de la NBA se contagiaron de las ansias por crear su propia narrativa de éxito cuando buscaron los servicios Kevin Durant, a mediados de 2016, y lo convencieron para que dejara al Thunder y empacara sus maletas con rumbo a la Bahía de San Francisco. Durant firmó la cuantiosa cantidad de 51,250 millones de dólares por dos años. En su primera temporanda con los Warriors, Durant ganó su primer campeonato de la NBA y fue nombrado el MVP de las Finales. ¿Quién dice que el dinero no compra el éxito?

Por último, el deporte de los puños comienza a hacer del olvidado pero histórico The Forum, y el famoso Staples Center sus dos recintos preferidos para el renacer de un deporte inevitablemente ligado a los casinos de Las Vegas y el Madison Square Garden de Nueva York.

Carteleras más que atractivas para la comunidad latina, y todo fanático al boxeo, como el segundo episodio de la famosa cartelera 'Superfly' y la revancha entre Abner Mares y Leo Santa Cruz, por nombrar sólo un puñado de fervientes pleitos, han logrado poco a poco que los reflectores volteen a ese espacio geográfico de la Unión Americana.

No es casualidad que el apogeo financieron esté ligado al éxito de las franquicias deportivas que han hecho de California la cuna de aquellos que, al igual que hace dos siglos, buscaban crearse un nuevo comienzo.

RELACIONADOS:National Football LeagueNBAMLSMLBLA Galaxy