Juegos Olímpicos

Por qué una jueza quiere el pasaporte de los atletas estadounidenses supuestamente asaltados a punta de pistola en Río

La jueza brasileña Keyla Blanc, del juzgado especial de Grandes Eventos, solicitó localizar a Ryan Lochte y James Feignen ante las dudas que han surgido sobre si realmente fueron asaltados.
17 Ago 2016 – 12:52 PM EDT

Una juez brasileña solicitó que sean retenidos los pasaportes y se le prohíba la salida del país a los nadadores estadounidenses Ryan Lochte y James Feigen. Esto da un nuevo giro en la investigación sobre el supuesto asalto a mano armada a varios atletas olímpicos en Brasil.

Keyla Blanc, del juzgado especial de Grandes Eventos, quiere conocer más detalles sobre el supuesto asalto que estos dos deportistas junto con Gunnar Bentz y Jack Conger -también nadadores olímpicos- sufrieron el pasado domingo cuando varios hombres armados detuvieron el vehículo en el que viajaban en Río de Janeiro.

El relato de los hechos ha estado marcado por la confusión desde el inicio. Los cuatro deportistas han declarado que tomaron un taxi al salir de una fiesta tras haber participado en las competiciones de los Juegos Olímpicos cuando unos "tipos con placa de policía" los paró, les pidieron que se tiraran al suelo y les robaron el dinero y la cartera. La noticia se difundió inmediatamente pero el Comité Olímpico Internacional salió a negar rotundamente lo sucedido.

Sin embargo, no tardó mucho en salir un portavoz del Comité Olímpico estadounidense a sostener la veracidad del atraco.

Desde entonces, la justicia brasileña trata de averiguar qué es lo que realmente sucedió dadas las versiones confusas y sin detalles que ofrecieron los asaltados y la falta de evidencias recabadas por las autoridades.

Más aún, por ahora la policía no ha sido capaz de localizar ni al taxista que los transportaba ni ningún testigo del hecho, según dijo un oficial a AP que pidió no ser identificado porque las investigaciones siguen en curso.

Las declaraciones de los atletas tienen "muchas lagunas", según fuentes de la investigación consultadas por EFE. Además, los deportistas "no han cooperado" con las autoridades para aclarar lo sucedido.

Otro detalle: una cámara de seguridad grabó a los deportistas estadounidenses tras el supuesto robo entrando con tranquilidad y llevando sus efectos personales.


Por todas estas razones, la jueza solicitó localizar a Lochte y Feigen. Pero tiene un problema: aparentemente Lotche ya ha abandonado el país, como Bentz y Conger.

La policía volvió a la Villa Olímpica donde residen los atletas pero no consiguieron avanzar con la pesquisa. El Comité Olímpico de Estados Unidos confirmó en un comunicado que la policía local pidió localizar a los dos nadadores y requisar su pasaporte para "asegurar más declaraciones". Sin embargo, "el equipo de natación se ha trasladado de la villa después de que sus competiciones se acabaran, por lo que no podemos poner a disposición a estos atletas".

El Comité deja claro en sus declaraciones que no puede ofrecer información sobre los viajes ni el paradero de los dos estadounidenses "debido al protocolo de seguridad".

Hasta ahora, parece que será difícil que el pedido de la jueza Keyla Blanc pueda realizarse ya que Jeff Ostrow, abogado de Lochte, confirmó a CNN que su cliente ya había abandonado Brasil y se encontraba en Estados Unidos.

RELACIONADOS:Juegos OlímpicosBrasilAsalto

Más contenido de tu interés