Juegos Olímpicos

Nadadores olímpicos estadounidenses fueron liberados tras declarar en comisaría

Gunnar Bentz y Jack Conger quedaron libres este jueves y guardaron silencio sobre el supuesto asalto del que fueron víctimas el pasado domingo en Río.
18 Ago 2016 – 10:11 AM EDT

Río de Janeiro, 18 ago.- Los nadadores estadounidenses Gunnar Bentz y Jack Conger fueron liberados hoy tras pasar cuatro horas en una comisaría y guardaron silencio sobre el supuesto robo a mano armada el que fueron víctimas el pasado domingo en Río de Janeiro, donde disputaron los Juegos Olímpicos.

Los atletas fueron retenidos durante más de cuatro horas en la comisaría de policía situada en el aeropuerto internacional de Río de Janeiro, donde se les impidió embarcar la noche del miércoles cuando se disponían a viajar a Estados Unidos.

De acuerdo a la agnecia EFE, Bentz y Conger no prestaron declaración a las autoridades, tras el consejo de varios funcionarios del consulado estadounidense en Río de Janeiro.

"Mis clientes fueron conducidos a declarar de manera coercitiva, lo que es una aberración jurídica. Pero lo que más impresiona es la retención del pasaporte", manifestó el abogado de los nadadores, Sergio Guerra.

"Ellos se asustaron mucho, sin entender porqué se les impidió embarcar", añadió la defensa.


Bentz y Conger se encontraban con sus compañeros de selección Rayn Lochte y James Feigen en la madrugada del domingo cuando, según la versión de los nadadores, fueron asaltados a punta de pistola por hombres que vestían uniformes de policía.

Las lagunas en la versión ofrecida por los deportistas y el vídeo que recoge su llegada a las instalaciones de la Villa Olímpica horas después del supuesto asalto llevaron a la policía brasileña a abrir una investigación sobre la veracidad de sus declaraciones.

Pero la historia tuvo una nueva vuelta de tuerca después de que Ryan Lochte, quien ya regresó a Estados Unidos, reafirmara ante medios de comunicación estadounidenses que fue asaltado, aunque modificó algunos detalles de su versión de los hechos.

Lochte niega que se lo hayan inventado

Fuentes judiciales indican que a la policía brasileña le preocupa que Lochte había afirmado que solo un hombre estaba involucrado en el robo, mientras que uno de sus compañeros afirmó que eran varios los ladrones.

A esa contradicción inicial, se sumaron las imágenes de video que registraron el regreso de los nadadores a la villa olímpica en las que se ven físicamente bien y bromeando entre ellos.

Desde su casa en EEUU, Lochte concedió una entrevista telefónica a Matt Lauer, periodista y conductor del programa 'The Today Show', a quien aseguró que nadie en Río le advirtió que debía permanecer en Brasil, aunque dijo estar dispuesto a prestar su colaboración con las autoridades del país suramericano, dice NBC News.

Lauer le preguntó sobre el escepticismo que despierta la historia del robo, que algunos piensan que ha sido fabricada, a lo que el nadador se opuso con rotundidad.

"Él negó categóricamente [que se la hayan inventado], dijo que no es el caso en absoluto", comentó Lauer.

"Yo no haría una historia como esta, ni tampoco mis compañeros; de hecho, todos sentimos que nos hace quedar mal", dijo Lauer, citando a Lochte, quien añadió: "Somos víctimas en esto y estamos felices de que estemos a salvo".

Sin embargo, el deportista de 32 años agregó nuevos elementos que discrepan de su versión original. Ahora dijo que el asalto no se habría producido mientras circulaban la madrugada del domingo con un taxi de regreso a la Villa Olímpica de Río, como habían contado inicialmente, sino en una gasolinera.

"Fueron a los baños de la gasolinera. Volvieron al taxi y le pidieron al conductor que continuara, pero él no se movió", explicó Lauer.

"Fue entonces cuando dos hombres los abordaron con pistolas y distintivos" de la Policía, añadió.

En un principio, los cuatro nadadores explicaron que hombres armados que se hicieron pasar por policías habían obligado al taxi en el que regresaban de una fiesta a las cuatro de la mañana a detenerse.

La otra inconsistencia revelada por NBC respecto a la historia original contada por los deportistas sería que a Lochte no lo habrían encañonado con una pistola en la cabeza, sino que simplemente lo apuntaron.


RELACIONADOS:Juegos Olímpicos

Más contenido de tu interés