Juegos Olímpicos

Fiesta de récords mundiales en la piscina de Río

El británico Adam Peaty se coronó en la final de los 100 braza y la estadounidense Katie Ledecky en los 400 libre ambos con nuevo récord del Mundo.
8 Ago 2016 – 10:34 PM EDT

Río de Janeiro, 7 ago (EFE).- El británico Adam Peaty se coronó como nuevo campeón olímpico, tras colgarse hoy el oro en la final de los 100 braza con un tiempo de 57.13 segundos, nuevo récord del mundo.

Peaty, que llegaba a Río como vigente campeón del Mundo y de Europa de la distancia, rebajó en 42 centésimas, la plusmarca mundial que él mismo estableció ayer con un crono 57.55 en las preliminares.

Un tiempo que permitió al británico aventajar en 1.56 segundos al sudafricano Cameron Van der Burgh, campeón hace cuatro años en Londres y que hoy tuvo que conformarse con la plata con un tiempo de 58.69, y en 1.74 al estadounidense Cody Miller, que subió al tercer escalón del podio con un registro de 58.87.

Mucho más lejos quedaron los brasileños Joao Gomes, quinto, tras firmar un tiempo de 59.31, y Felipe Franca, que concluyó séptimo con una marca de 59.38.


Las imágenes más impactantes de los atletas en el agua

Loading
Cargando galería

Por su lado la nadadora estadounidense Katie Ledecky se colgó su primera medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río tras imponerse este domingo en la final de los 400 libre con un tiempo de 3:56.46, nuevo récord del Mundo.

Ledecky, que en las preliminares se quedó a 34 centésimas de su propia plusmarca mundial, se convirtió en la primera mujer en la historia en bajar de los 3:57, tras rebajar en casi dos segundos el récord del Mundo que ella misma poseía con un crono de 3:58.37 desde agosto de 2014.

Un tiempo que permitió a la estadounidense, de tan sólo 19 años imponerse con absoluta comodidad en la final, tras aventajar en 4,77 segundos a la británica Jazz Carlin, plata con un crono de 4:01.23, y en 5.46 a su compatriota Leah Smith, que se alzó con la medalla de bronce con una marca de 4:01.92.

Con esta medalla Ledecky eleva a dos el número de preseas logrados en Río, tras colgarse el sábado la plata en la final del relevo 4x100 libre.

La nadadora sueca Sarah Sjostrom presentó su candidatura a reina de la velocidad de los Juegos Olímpicos de Río, tras colgarse este domingo la medalla de oro en la final de los 100 mariposa con récord del mundo incluido.

Sjostrom, que invirtió un tiempo de 55.48, rebajó en 16 centésimas la anterior plusmarca universal que ella misma poseía con un tiempo de 55.64 desde los Mundiales disputados en agosto de 2015 en la ciudad rusa de Kazán.

Una marca que permitió a la escandinava aventajar en 98 centésimas a la canadiense Penny Oleksiak, que se colgó la medalla de plata con un crono de 56.46, y en 1.15 segundos a la estadounidense Dana Vollmer, que logró la medalla de bronce con un registro de 56.63.


RELACIONADOS:Juegos Olímpicos

Más contenido de tu interés