Juegos Olímpicos

El viacrucis de Juan Martín del Potro rumbo a la gloria en el Monte Olimpo

'La Torre de Tandil' ha vivido una carrera llena de subidas y bajadas que podría vivir su momento más alto con un posible oro en Río 2016.
13 Ago 2016 – 5:54 PM EDT

Estar en la final de unos Juegos Olímpicos tras derrotar en el camino a dos gigantes del tenis como lo son el serbio Novak Djokovic y Rafael Nadal, es solo la cereza del pastel para un camino lleno de espinas para el argentino Juan Martín del Potro, que conoce lo más alto del ‘deporte blanco’, pero que también sabe lo que significa tocar el fondo.

Nacido en Tandil, provincia de Buenos Aires el 23 de septiembre de 1988, ‘Delpo’ comenzó a jugar al tenis desde los 7 años de edad; su padre, Daniel, fue jun ugador de rugby semi-profesional que le enseñó el gusto por todos los deportes.

Su carrera despuntó a partir del 2008 cuando a los 20 años de edad se metió en el top 10 en la clasificación de la ATP.

Pero el punto más alto de su carrera llegó al final del 2009 durante el Abierto de los Estados Unidos, último Grand Slam del año.

En semifinales derrotó con facilidad 6-2, 6-2 y 6-2 a Rafael Nadal y en la final se vio las caras con Roger Federer; ‘La Torre de Tandil’ dio el partido de su vida y se acabó imponiendo en emocionantes cinco sets por parciales de 3-6, 7-6, 4-6, 7-6 y 6-2.

Tenía dos décadas de vida, subió hasta el cuarto puesto de la clasificación, rompió una racha de cinco US Opens consecutivos para el suizo y de 21 europeos al hilo que se habían coronado en torneos de Grand Slam, además fue el primer latinoamericano que se coronaba en torneos mayores en cancha dura y el segundo hombre argentino en levantar el trofeo en Flushing Meadows igualando la hazaña de Guillermo Vilas en 1977.

A su regreso a Tandil fue ovacionado por 15,000 personas y recibió las llaves de la ciudad.

Sin embargo, en 2010 empezó el sube y baja para Juan Martín del Potro. Una lesión en su muñeca frustró una gran cantidad de intentos de regresar, jugó solo seis partidos en el año, no pudo revalidad su título en el Abierto de Estados Unidos y terminó el año en el impensable lugar #258 de la Asociación de Tenistas Profesionales.

Caer en el 2011 hasta el lugar 484 del mundo no desmoronó a ‘Delpo’, sin embargo, empezó a remontar posiciones y fue nombrado el Regreso del Año al ascender hasta el lugar 11, además, ayudó a su país a llegar a la final de la Copa Davis que perderían ante España.

El 2012 volvió a ser muy especial pues representó el debut para ‘La Torre de Tandil’ en unos Juegos Olímpicos, disputados en el césped sagrado de Wimbledon.

El argentino llegó hasta la semifinal sin perder un solo set, sin embargo, en esa instancia se vio las caras ante Federer; en un duelo mítico que se resolvió en tres maratónicos sets, el marcador final fue a favor del helvético 3-6, 7-6 y 19-17. El juego duró 4 horas y 26 minutos, el más largo a tres sets en la historia del tenis masculino.

A pesar de la eliminación, el argentino no se cayó y en el juego por el tercer puesto derrotó 7-5 y 6-4 a Djokovic colgándose la medalla de bronce. Tras el triunfo, emocionado hasta las lágrimas, Juan Martín del Potro declaró:

"Es difícil hablar, es impresionante. Hoy, lloro de felicidad. No sé cómo salí a jugar, no entiendo nada. Lo que más contento me pone es que la Argentina tenga una medalla. Antes de venir acá dije que sería histórico ganar una, hoy la tengo conmigo y nadie me la va a sacar. Después de tres años, vuelvo a hacer historia”.

Pero ese punto alto le siguió a uno muy bajo en semifinales de Copa Davis ante la República Checa. Tras ganar el primer punto se tuvo que retirar por un dolor insoportable en la muñeca, el argentino fue muy criticado pues su país terminó perdiendo la serie 2-3.

La temporada de 2013 siguió estando dentro del top 10 de la ATP, pero en 2014 otra vez vino una caída descomunal. El 23 de marzo anunció que se sometería a una operación para reparar otro problema en su muñeca izquierda, no jugó el resto del año y terminó en la posición 137 tras haber empezado en el lugar 5 del mundo.

A pesar de la cirugía, la muñeca no quedó sana y el 2015 también estuvo marcado por la inactividad, descendiendo al punto más bajo de su carrera, el lugar 590 en la clasificación ATP.

Juan Martín del Potro regresó en febrero del 2016 ocupando el sitio 1042 en el orbe, sin embargo, como se ha convertido en un patrón, nada ha detenido a este tenista que poco a poco ha venido en franco camino ascendente.

Gran amigo de Roger Federer y Novak Djokovic, derrotó al segundo en su debut en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y, ante todo pronóstico, mejoró su actuación de hace cuatro años al clasificar a la final tras vencer a Rafael Nadal de manera agónica en la muerte súbita del tercer set.

Su rival en la final será el británico Andy Murray, uno de los jugadores con los que tiene peor relación en la ATP, tratándole de quitar el oro olímpico que el escocés consiguió cuatro años atrás.

Para este ‘hincha’ empedernido de Boca Juniors y amigo íntimo de Martín Palermo, lo más alto, así como lo más bajo, no está fuera de su alcance, por ello, pensar en el oro 20 para Argentina en la historia de Juegos Olímpicos y el segundo en Río 2016 no es para nada un sueño guajiro.

RELACIONADOS:Juegos OlímpicosTenis

Más contenido de tu interés