Otros polémicos manuales argentinos que nunca salieron a la luz

Después de la bochornosa guía para conquistar rusas, que sacó la Asociación del Fútbol Argentino para sus periodistas, pudimos averiguar que había otras similares y tan ridículas como esa.

Por Rubén Ramos
Storytelling Club | Juanfutbol.com

Los argentinos tuvieron la puntada de crear un manual para ligarse mujeres rusas. Saben que si no pueden traer la copa, no estaría nada mal regresar con pareja. Aquí creemos en las conspiraciones y, así como hicieron desaparecer ese capítulo, posiblemente existieron otras joyas creadas por los argentinos, pero que lograron ocultarlas mejor.

SIN ACCESO A LOS VEGANOS
Con eso de que son amantes de la carne no le permitirán el acceso a todos esos que estén en contra de sus gustos culinarios. Lo que sería de su vida si de repente los veganos terminaran con los clásicos asados. El lema sería: "Lo único verde en un estadio argentino es la cancha".


CÓMO METER LA MANO SIN QUE EL ÁRBITRO SE DE CUENTA
Lo hicieron tan bien en aquellos años 80 que hasta la jugada hoy en día es santificada. Maradona lo hizo como crack y desde entonces se rumorea que desde las fuerzas básicas deben seguir cada paso de lo que se lee en ese manual porque sí funciona.


CÓMO HACER ENOJAR AL FÚTBOL MEXICANO
No les basta con eliminarnos siempre de los mundiales, también le enseñan a sus periodistas a menospreciar nuestra gloriosa liga. Vaya que se han manchado en varias ocasiones con el nivel de nuestro amado fútbol. Puede que tengan razón, pero la neta sí arde.


CREAR CARTUCHOS QUEMADOS
Además de que nos insultan y nos eliminan también se entrenan para encarecer a sus jugadores que son petardazos para vendérselos como joyas a los ingenuos directivos. Han desfilado bastantes futbolistas sin pena ni gloria por nuestras tierras... Saludos, Cauteruccio.


MATE HASTA EN LOS CILINDROS
Para los utileros se les distribuye un texto para que sepan cómo contrabandear ese líquido sagrado para los argentinos y que los jugadores puedan beberlo en los partidos. No te extrañe que de repente algún ché cambie su forma de jugar después de beber de su cilindro. Sin que te des cuenta obtendrá pura motivación...