publicidad
A pesar de sufrir de calambres, Lebron James brilló en el cuarto partido de la Final NBA contra los Truenos de Oklahoma.

James y Chalmers pusieron a los Heat a un triunfo del título, 104-98

James y Chalmers pusieron a los Heat a un triunfo del título, 104-98

El alero LeBron James y el base Mario Chalmers lideraron la ofensiva del Heat de Miami que vencieron por 104-98 a los Thunder de Oklahoma City.

A pesar de sufrir de calambres, Lebron James brilló en el cuarto partido...
A pesar de sufrir de calambres, Lebron James brilló en el cuarto partido de la Final NBA contra los Truenos de Oklahoma.

MIAMI, Florida - El alero LeBron James y el base Mario Chalmers lideraron la ofensiva del Heat de Miami que vencieron por 104-98 a los Thunder de Oklahoma City en el cuarto partido de las Finales de la NBA.

La victoria permitió al Miami Heat ponerse con ventaja de 3-1 en la serie al mejor de siete partidos y el quinto se jugará el próximo jueves en el mismo escenario del American Airlines Arena de Miami.

Si hubiese que disputar el sexto y séptimo la sede se traslada a Oklahoma City.

James volvió a ser el líder del equipo que dominó en todas las facetas del juego al conseguir 26 puntos, 12 asistencias y nueve rebotes hasta que en la recta final de partido sufrió calambres en sus piernas.

Pero antes, el "King" consiguió de nuevo los puntos decisivos cuando, con 2:50 minutos para concluir el partido, anotó un triple que rompió el empate a 94 y dio la ventaja definitiva (97-94) al Heat, que ya no perdieron.

publicidad

Con todo, el primer cuarto no pudo comenzar mejor para los Thunder, que salieron agresivos e inspirados en ataque y dominaron por completo a unos sorprendidos Heat, que no supieron reaccionar y vieron el parcial de 16-33, gracias a los 10 puntos y dos asistencias que logró Westbrook.

Pero todo cambió en el segundo cuarto, tras los ajustes defensivos del Heat, que sirvieron para controlar las penetraciones de Westbrook. Sin embargo, Durant no surgió, mientras que James y Wade hacían su trabajo y la sorpresa llegó de la mano de Cole, que aportó ocho puntos con dos triples incluidos.

El Heat se fue al descanso con sólo tres puntos de desventaja (46-49), distancia que remontaron en el tercer cuarto con marcador de 33-26.

Luego llegarían los aciertos de James, Wade y Chalmers, que sentenciaron otro gran triunfo del equipo de Miami, que está a las puertas de lo que sería su segundo título de campeones de liga, primero con los "Big Three", que por primera vez también están teniendo la ayuda del resto del equipo.

Chalmers aportó 25 puntos, incluidos 19 en la segunda parte y tres conseguidos desde la línea de personal en los últimos 13 segundos del partido que sentenciaron el marcador final e impidieron la reacción de los Thunder.

El base del Heat, que jugó su mejor partido en lo que va de fase final, fue uno de los jugadores decisivos.

También destacó en el juego ofensivo el escolta Dwyane Wade, al aportar 25 puntos, incluida la canasta que puso el parcial de 99-97 tras haber logrado una recuperación de balón al alero estrella de los Thunder Kevin Durant.

Mientras que el ala-pívot Chris Bosh realizó una buena labor bajo los aros al conseguir 13 puntos y nueve rebotes.

Norris Cole, el base novato, surgió como el revulsivo en el segundo cuarto al aportar ocho puntos, que permitieron al Heat remontar una desventaja de 17 tantos con la que concluyeron el primer cuarto (16-33).

A pesar de que el base Russell Westbrook anotó 43 puntos (20-32, 0-3, 3-3) y estableció la mejor marca como profesional en la fase final, y de Durant que aportó 28, los Thunder no pudieron igualar la fase final puesto que la ayuda del resto del equipo no fue suficiente.

Además, Westbrook, como le sucedió en los tres partidos consecutivos que ha perdido su equipo, no logró los tantos decisivos como hizo James para el Heat, que volvió a ganarle el duelo individual como líder.

El escolta James Harden siguió sin ser efectivo para los Thunder y volvió a fallar en los tiros a canasta con sólo dos aciertos de 10 intentos para ocho puntos, seis de ellos conseguidos en la primera parte.

El ala-pívot hispano-congoleño al que James llamó "estúpido" antes del partido por haber declarado que no podía defender durante los 48 minutos ni ganar a Durant en el uno contra uno, aportó cuatro puntos.

Ibaka jugó 27 minutos en los que anotó 2 de 4 tiros de campo, capturó siete rebotes, repartió dos asistencias, recuperó un balón y puso un tapón.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad