Jacksonville Jaguars

32 equipos en 32 días: La nueva cara de Jacksonville Jaguars

Cuentan con la juventud y talento para abandonar la imagen perdedora.
23 Ago 2016 – 1:32 AM EDT

Por: Jorge Pinzón Anaya

Jacksonville Jaguars es una franquicia acostumbrados a perder. Ligaron su quinta temporada de más derrotas que triunfos. En esos 5 años han ganado 19 partidos y perdido 61. A pesar de todo, la campaña 2015 dejó algunas señales de que las cosas pueden cambiar pronto.

Si bien cuentan con jugadores con potencial interesante, necesitan desarrollo, requieren tiempo, factor que muchas veces la gerencia o los dueños de equipos no saben asimilar, quieren resultados inmediatos y detienen procesos de trabajo que ni siquiera terminan la etapa de arranque. Los equipos NFL que hacen este tipo de cambios, frecuentemente son los perdedores.

En el caso de los Jaguars su peculiar dueño, el multimillonario Shahid Khan, originario de Pakistán, ha dado muestra de paciencia. Delegó responsabilidad en Mark Lamping como presidente, David Caldwell de gerente general y en Gus Bradley como entrenador en jefe. A pesar de que Bradley lleva 3 años en el cargo, todos con marca perdedora, lo mantuvieron en el cargo para desarrollar a los jóvenes talentos que han reclutado.

¿QUÉ LES FALTA?

Los Jaguars tienen que borrar de su mente la costumbre de perder. La ofensiva presenta mejor forma que la defensiva, unidad que requiere apoyo para el linebacker Paul Posluszny, líder en tackleadas con 133 pero solo una captura de quarterback. No tienen elementos que presionen a los quarterbacks rivales.

Como no hay presión defensiva contra el ataque aéreo de los rivales, la defensiva secundaria de los Jaguars sufrió en cada partido. Terminaron como la defensiva número 29 global contra los pases.

Todas estas carencias trataron de solucionarlas mediante el Draft. Primero escogieron al safety Jalen Ramsey, quinto seleccionado global; luego el linebacker Myles Jack, egresado de UCLA y en Tercera Ronda reclutaron al ala defensiva, Yannick Ngakoue, egresado de Maryland.

ADICIONES NOTABLES

Tashaun Gipson / Safety / Jugó 4 temporadas con Cleveland Browns
Chris Ivory / Corredor / Jugó las últimas 3 campañas con New York Jets
Malik Jackson / Tackle defensivo / Campeón con Denver en el Super Bowl 50
Prince Amukamara / Esquinero / Jugó 6 temporadas con New York Giants

¿QUIÉNES SE FUERON?

Chris Clemons / Ala defensiva / Regresó a Seattle donde fue campeón
Stefen Wisniewski / Centro / Contratado por Philadelphia


¿QUÉ DEBEN MANTENER?

Ha sido un proceso muy lento pero poco a poco encuentran la combinación exacta quarterback-corredores-receptores. Blake Bortles tiene 2 temporadas con el equipo, siendo 2015 la mejor de ellas, pero desearía una mejor protección de la línea ofensiva debido a que lo capturaron 51 veces.

El novato corredor T.J. Yeldon cumplió una buena temporada con más de mil yardas desde la línea de golpeo, sin embargo las lesiones lo alejaron los 3 últimos partidos, casualmente los 3 fueron derrotas de los Jaguars. Yeldon y el veterano Chris Ivory se repartirán la responsabilidad en el ataque terrestre.

Dos receptores se están revelando como potenciales estrellas: Allen Robinson y Allen Hurns, los “tocayos” superaron cada uno las mil yardas (Robinson 1,400) y Hurns (1,031), así como por lo menos 10 recepciones de touchdown: (Robinson 14 y Hurns 10). Falta que el veterano Julius Thomas despierte en la posición de ala cerrada para equilibrar un muy buen ataque aéreo.


COACH PRINCIPAL

Fueron estos escasos elementos positivos, sobre todo a la ofensiva, los que dieron argumentos para que Gus Bradley se mantuviera en la posición de coach principal. La temporada 2016 será su cuarta con los Jaguars. En 2015 ganó 5 partidos, su máximo en una campaña regular desde que es el entrenador en jefe, tendrá la presión de mejorar esa cifra y dar un salto más grande, que por lo menos represente una temporada ganadora.


LA ÚLTIMA VEZ

La última vez que los Jaguars ganaron el título divisional en temporadas consecutivas fue en 1998 y 99 cuando eran parte de la desaparecida División Central de la Conferencia Americana. En la temporada de 1999 registraron la mejor marca de ganados y perdidos en su historia con 14 victorias por 2 derrotas.

La última vez que Jacksonville alcanzó los playoffs fue en 2007 cuando finalizaron en segundo lugar de la División Sur de la AFC con 11 triunfos y 5 descalabros.

EL MOMENTO QUE MARCÓ

Los Jacksonville Jaguars debutaron en la NFL durante la Temporada de 1995. No les fue muy bien al terminar con marca de 4 ganados y 12 perdidos bajo el mando del coach Tom Coughlin.

Sin embargo, su progreso y desarrollo fue rápido gracias la disciplina del “Sargento” Coughlin quien puso orden junto con una buena dosis de motivación. Solo un año después, en 1996, registraron 9 triunfos y 7 derrotas para avanzar a los playoffs como equipo comodín.

Su debut en postemporada fue en Ronda de Comodines con triunfo 30 – 27 sobre Buffalo Bills. Siguió visitar a los Denver Broncos en los Playoffs Divisionales, partido donde fueron condenados a perder antes siquiera de analizar posibilidades. Nadie creía que la nueva franquicia saldría viva de Mile High Stadium donde los Broncos de John Elway eran imbatibles.

Es aquí donde se produjo el momento que marcó a los Jacksonville Jaguars. La fecha fue el 4 de enero de 1997. La prensa en Denver se burló lo suficiente de los Jaguars. La presión aumentó cuando los Broncos colocaron una ventaja de 14 puntos en el partido.

Dos elementos de Jacksonville fueron la diferencia para remontar el marcador y lograr la victoria. El quarterback, Mark Brunell quien consiguió 245 yardas con 2 touchdowns, sin intercepciones; y el corredor Natrone Means quien acarreó el balón en 21 ocasiones para 140 yardas, incluyendo una carrera de 62 yardas. Suficiente para colapsar a la defensiva de Denver. La victoria de los Jaguars 30 – 27 los puso en el Partido por el Campeonato de la Conferencia Americana y el boleto por el Super Bowl XXXI, demasiado rápido para una franquicia que apenas vivía su segundo año de existencia.

En ese encuentro por el título de la AFC se acabó la magia de los Jaguars que perdieron 20 – 6 con New England Patriots. Curiosamente en la Conferencia Nacional, el otro equipo que también se encontraba en su segundo año, Carolina Panthers, jugó contra Green Bay Packers por el pase al Super Bowl, pero salieron con la derrota por lo que no se produjo el duelo Jaguars-Panthers en el Super Bowl XXXI, algo que hubiera sido demasiado extraño para la historia de ambas franquicias y para la NFL.


RELACIONADOS:Jacksonville Jaguars

Más contenido de tu interés