publicidad
Daniel Caligiuri es felicitado tras anotar el primer tanto alemán en el choque europeo.

Wolfsburgo sorprende echando al Inter de Europa League donde Everton también quedó fuera

Wolfsburgo sorprende echando al Inter de Europa League donde Everton también quedó fuera

El vigente campeón, el Sevilla, reafirmó con solvencia su presencia en los cuartos de final de la Liga Europa a la que también aspira el Wolfsburgo.

Daniel Caligiuri es felicitado tras anotar el primer tanto alemán en el...
Daniel Caligiuri es felicitado tras anotar el primer tanto alemán en el choque europeo.

Se llevaron a cabo los duelos de vuelta en la Europa League para conocer a los representantes que competirán por el trofeo en la instancia de cuartos de final donde destacó el Wolfsburgo, único representante alemán y el sorprendente Fiorentina, verdugo de la Roma, en la noche que sentenció el naufragio del fútbol inglés.

Además del único equipo español, el Sevilla, y el germano Wolfsburgo, el fútbol italiano conserva a dos de los cinco miembros de la Serie A que iniciaron los octavos de final. El Napoli y la Fiorentina. Igual que el ucraniano, con el Dinamo Kiev y el Dnipro. Completarán el sorteo del viernes el Zenit San Petersburgo ruso y el Club Brujas belga.

Por el camino quedaron, entre otros, el Inter de Milán, la Roma y el Torino. Y el Everton, hasta hoy único superviviente del fútbol inglés, que no tendrá, 22 años después, representación alguna en los cuartos de final de ninguna de las competiciones europeas.

publicidad

El Everton fue despachado del torneo con sonrojo. El equipo de Roberto Martínez, que vive horas bajas en la Premier, donde pelea por no descender, salió malparado de Kiev (5-2). Sus esperanzas duraron media hora, cuando el gol de Romelu Lukaku, máximo anotador de la competición con ocho goles, metió al equipo de Liverpool en el partido.

Pero la puntería de Andriy Yarmolenko, el polaco Lukasz Teodorczyk, Oleg Gusev y los portugueses Miguel Veloso y Vitorino Antunes dejaron en evidencia al equipo inglés.

El Inter y la Roma son dos de las despedidas ilustres de los octavos de final. El conjunto de Rudi Garcia, segundo de la Serie A, fue vapuleado en veinte minutos por el Fiorentina (0-3), que ejecutó una demostración de eficacia en la primera parte.

El Inter de Roberto Mancini, por su parte, volvió a perder contra el Wolfsburgo (2-1), que siempre tuvo el marcador a favor. Primero con el gol de Daniel Caligiuri que igualó el argentino Rodrigo Palacio. Después con el del danés Nicklas Bendtner, que sentenció el choque y la eliminación del combinado transalpino.

La otra despedida italiana fue la del Torino, que no pudo con el Zenit San Petersburgo. Cayó en Rusia 2-0. No pudo remontar. Ganó por 1-0. Pero el gol del polaco Kamil Glik llegó en el tiempo añadido.

El Nápoles, sin embargo, mantuvo el tipo y alcanzó los cuartos de final de una competición europea por primera vez desde 1989, cuando ganó la Copa de la UEFA con Diego Armando Maradona.

Tras ganar en San Paolo por 3-1 el equipo de Rafael Benítez mantuvo a raya al Dinamo Moscú en Rusia (0-0) y superó los octavos que también rebasó el Club Brujas, que enterró la condición de revelación del Besiktas (1-3).

El gol del brasileño Ramon Motta alentó al equipo de Estambul, pero el acierto de Tom De Sutter y el doblete del congoleño Boli Bolingoli-Mbombo situaron al líder de la Liga de Bélgica entre los ocho mejores de la competición.

El Dnipro acabó con las aspiraciones del Ajax (2-1). El tanto de Yevheniy Konoplyanka en la prórroga frustró al conjunto de Frank De Boer, que disponía de ventaja desde la hora de partido con la diana de Riechedly Bazoer y que recobró la esperanza en el tramo final del tiempo añadido por medio de Mike van der Hoorn. Pero el valor doble del gol ucraniano echó de Europa al campeón holandés.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad