Real Madrid

Vaya pesadilla... CSKA Moscú derrotó a un Real Madrid que se cansó de fallar

El cuadro merengue no tuvo a Bale ni a Ramos y claudicó ante una gran defensa del CSKA. Real Madrid sumó tres partidos sin ganar ni anotar.
2 Oct 2018 – 5:03 PM EDT

Real Madrid comienza a preocupar. El cuadro merengue sumó su tercer partido sin triunfo y sobre todo el tercer partido sin anotar luego de caer 1-0 en su visita al CSKA Moscú, que apeló a una gran defensa y los fallos españoles para sostener el triunfo.

Peor inicio no pudo haber para el Real Madrid. No habían transcurrido 120 minutos cuando ya tenían el primer gol en contra.

Toni Kroos cometió un feo error en la salida, quiso regresar el balón a los centrales, pero Vlasic apareció, robó y definió de gran forma ante la salida de Navas. Los rusos tenían un comienzo de ensueño con el ‘gol de vestidor’.


A partir de ese momento el Madrid se adueñó de la pelota con la complicidad de un CSKA que apeló al contragolpe para intentar hacer daño y cerca se quedó, sobre todo en una pelota dentro del área donde Chalov no definió la primera y permitió el regreso de la defensa para tapar su tiro.

Los intentos merengues eran con sus laterales, pero sin claridad. Nacho también en pelota parada buscó, pero la defensa no se rompía.

Fue hasta la aparición sorpresiva de Casemiro, quien robó en media cancha, se acercó al área y sacó un disparo raso que se estrelló en el poste.


Benzema no se quedó atrás y también tuvo un remate que se estrelló en el travesaño cuando conectó con la cabeza.

El tiempo siguió corriendo con un Real Madrid que quería pero simplemente no podía ante la gran defensa de los rusos.


Asensio fue el primero en advertir en el segundo tiempo y también fue Kroos, pero primero Akinfeev tapó y en el segundo la pelota pasó apenas desviado de la portería.

Fue en la recta final del juego que llegaron las más claras del cuadro merengue en el complemento. Odriazola metió un gran centro por derecha, Mariano Díaz se levantó en el área y remató, pero la pelota se estrelló en el poste... ¡por tercera vez!


Y finalmente, en el último suspiro del encuentro Varane dejó ir el empate de forma increíble cuando remató pleno en el área pero su cabezazo se fue apenas desviado del arco. ¡Increíble! En la misma jugada Akinfeev vio la tarjeta roja por reclamos.


Así se fue diluyendo el juego, se fue acabando el tiempo y la confianza poco a poco se evapora sobre un Julen Lopetegui que ahora ha juntado tres partidos sin conocer la victoria y sobre todo sin anotar.

El CSKA tomó el liderato del Grupo G contra todo pronóstico y ahora visitará a la Roma, mientras que el Real Madrid buscará retomar el camino cuando reciba al endeble Viktoria Plzen.

Igor Akinfeev, la muralla rusa que se ha convertido en una pesadilla en España

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Real MadridCSKA Moscow

Más contenido de tu interés