Keylor Navas se frota las manos: Courtois y De Gea, apuntados por el Real Madrid, hicieron agua

Ambos tuvieron malas actuaciones en las revanchas de los octavos de final de la Champions. Courtois recibió dos goles de túnel de parte de Messi y regaló muchas pelotas fáciles.

En la intimidad, y aunque jamás lo confiese, seguramente que a Keylor Navas se le habrá escapado más de una sonrisa al ver los errores que cometió Thibaut Courtois frente al Barcelona. Fallas que terminaron con el Chelsea eliminado de la Champions. Y ya venía bastante alegre después de la decepcionante actuación de David de Gea en la revancha entre el Manchester United y el sorprendente Sevilla. Es que ambos colegas son, ni más ni menos, los que más suenan para ocupar su lugar en la portería del Real Madrid.

El costarricense, vaya uno a saber por qué, no es del agrado del presidente del club blanco, Florentino Pérez. Antes de comenzar las últimas dos temporadas estuvo buscándole reemplazante hasta el último minuto, pero los pases se le frustraron. En cuanto a rendimiento no se justifica este deseo de Florentino de desprenderse de Keylor, pero sobre gustos... Sin embargo, después de ver lo que hicieron en estos últimos días sus preferidos, De Gea y Courtois, el directivo debería mirar con un poquito más de cariño lo que tiene en casa.

El español De Gea tuvo un alto grado responsabilidad en el segundo gol del Sevilla, el que liquidó las aspiraciones del Manchester United en la derrota 2-1 en su propia casa. Fue un cabezazo de Ben Yedden que lo venció a pesar de que no se trataba de un remate fuerte ni tan complicado.

En su favor hay que aclarar que había sido figura en el duelo de ida, disputado en España, siendo el estandarte en el que se apoyó el equipo de Mourinho para mantener el cero. Pero se sabe que la última imagen es la cuenta...

En cuanto al belga Courtois, lo suyo fue casi terrorífico. Decimos casi porque tapó algún que otro mano a mano aislado. En los dos goles de Lionel Messi, el balón se le filtró entre las piernas. Algo imperdonable en un portero, peor incluso que un gol en el primer palo.

En el tiro fortísimo de Dembélé mucho no pudo hacer, aunque los más exigentes igual se sentirán con derecho de reclamarle un poco más de reflejos. Y completó su espantosa actuación regalando un par de pelotas a los rivales, como una clarísima que dejó en los pies de Luis Suárez en el inicio del segundo tiempo. Se salvó solo porque el receptor de ese obsequio no fue Messi, sobre todo este Messi cósmico.

Mientras Keylor Navas se frota las manos, lo que quedó claro es que Florentino podría ahorrarse los 150 millones que piensa invertir en De Gea o Courtois. Los va a necesitar si quiere cometer la locura de desembolsar 400 millones para llevarse a Neymar...

RELACIONADOS:BarcelonaReal MadridChelseaDavid de GeaThibaut Courtois