AEK Athens

Benfica se impone al AEK de Atenas con dramaturgia y se lleva tres puntos de Grecia

El equipo de Portugal ganaba 2-0 al descanso, se quedó con un hombre menos, le empataron y, cuando los griegos estaban por darle la vuelta, firmaron el triunfo con remate de Semedo.
2 Oct 2018 – 5:07 PM EDT

El Benfica de Portugal logró una victoria importante 3-2 sobre el AEK de Atenas en el Olímpico de Grecia, con la que se mete en la pelea dentro del Grupo E de la UEFA Champions League 2018-19.

Desde el arranque, las Águilas lusitanas se tiraron al frente tratando de imponer su fútbol y lograron una ventaja tempranera con el gol de Haris Seferovic. El suizo contrarremató de zurda dentro del área un rechace del arquero Barkas a tiro de Gedson Fernandes. Era solo el minuto 6.

El AEK se enfadó por recibir tan pronto un tanto en su casa, y se tiró al frente buscando descontar. El desglose ofensivo de los griegos dejó huecos atrás que supo aprovechar Benfica a través de la pelota parada. El club portugués se sintió cómodo con el planteamiento y le sacó provecho rápido.

Fue a través de un contragolpe que el Benfica marcó el 2-0 apenas a los 15 minutos. El lateral izquierdo canterano del Barça, Alex Grimaldo, cerró la pinza a un servicio por derecha con un cabezazo. El defensa español le ganó la espalda a la zaga y remató con la testa el pase de Pizzi que antes picó en el corazón del área.

El equipo local estaba contra las cuerdas apenas en un cuarto de partido pero nunca bajó los brazos. Cerró mejor el primer tiempo con la determinación de remontar, y en tiempo de compensación vino la clave para lograr su objetivo. El zaguero Rúben Dias perdió la cabeza y tiró una patada en juego peligroso que le valió ser expulsado por doble amarilla. El Benfica se quedaba con 10 hombres y el AEK no perdonaría.

El Águila de dos cabezas se apegó al espíritu de lucha que caracterizó siempre a Grecia, y logró descontar con dos tantos en apenas 10 minutos. Nada más hizo sonar su silbato el árbitro, para jugar la parte complementaria, y la Unión de Constantinopla se dejó ir al frente como una avalancha que atropelló a un Benfica desconcertado y ampliamente superado en el inicio del segundo tiempo.

El extremo belga Viktor Klonaridis fue el justiciero en el Olímpico de Atenas con un doblete a los 53’ y 63’. El naturalizado griego se vistió de ídolo primero firmando un gran servicio del sueco Niklas Hult desde la banda izquierda, y luego concretando una jugada de Marios Oikonomou diez minutos después.

Como si se tratara de un montaje de dramaturgia griego, al AEK de Atenas se le escapó el gol de la remontada al 73’ en los pies de Klonaridis. El nacido en Bélgica pasó de héroe a villano al errar su hat-trick solo frente a Odisseas Vlachodimos, que era el tercero para su equipo. El portero del Benfica se lució jugando en su país, con una atajada descomunal a lo que parecía un gol cantado.

Bien dicen que gol fallado es gol en contra, y esa máxima la hizo valer el equipo portugués en la siguiente jugada. El extremo africano de 21 años, Alfa Semedo, encajó un disparo desde fuera del área al 74’ para recuperar el labrado triunfo del Benfica, con un puntapié que resultaría definitivo para concretar la tragedia griega.

Con la victoria en Atenas, el Benfica sumó sus primeros 3 puntos dentro del Grupo E de la Champions y se ubica apenas detrás del Bayern Munich (Alemania) y Ajax (Holanda) que empataron 1-1 esta noche. Mientras el AEK es último del sector sin unidades.

En fotos: con un hombre menos, Benfica logró un gran triunfo en su visita al AEK Atenas

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AEK AthensBenfica

Más contenido de tu interés