'Pipita' Higuaín volvió a Nápoles y la 'Juve' sacó un 1-1

El argentino por quien la Juventus pagó casi 100 millones de dólares fue abucheado y se fue en blanco, pero su equipo sigue líder.
2 Abr 2017 – 5:34 PM EDT

El Napoli y la Juventus de Turín empataron este domingo en la trigésima jornada de la Serie A, en un duelo caliente para Gonzalo Higuaín, que fue silbado sonoramente por sus exaficionados.

El alemán Sami Khedira había adelantado al equipo turinés nada más empezar el duelo, pero después de ese gol el Nápoles dominó el ritmo, igualó gracias al eslovaco Marek Hamsik e incluso tuvo una ocasión para ganar, de no repeler el poste un disparo del belga Dries Mertens.

Así, el líder Juventus vio reducirse de ocho a seis sus puntos de ventaja sobre la Roma, segundo y que ganó el sábado al Empoli, mientras que los napolitanos se quedaron terceros, a cuatro puntos de distancia de los propios romanos.

Higuaín, que volvía este domingo por primera vez al San Paolo tras su polémico fichaje, tuvo que escuchar fuertes pitidos en cada acción y jugó sobre todo al servicio de su equipo, sin crear ocasiones concretas de gol.

El técnico de los turineses, Massimiliano Allegri, apostó por un 4-3-1-2, con el croata Mario Mandzukic y el "Pipita" Higuaín de titulares, y dejó en el banquillo al argentino Paulo Dybala, que aún no estaba al máximo de la forma tras el problema muscular sufrido hace dos semanas.

Por otro lado, la principal novedad de la alineación del Nápoles fue la baja del portero español Pepe Reina, que prefirió no forzar tras sufrir una pequeña lesión muscular esta semana.

El Juventus empezó el duelo con gran concentración y logró adelantarse en su primera ocasión de gol gracias al exmadridista Khedira, que firmó su quinta diana de la temporada tras una gran acción personal.

El alemán encaró la defensa rival desde los 35 metros, hizo una pared con el bosnio Miralem Pjanic y definió con un derechazo raso al suelo que sorprendió al portero brasileño Rafael Cabral.

Creyó que luchar profesionalmente sería más fácil que porterear y debió volver al fútbol

Loading
Cargando galería

El Nápoles tardó unos minutos para reorganizarse, pero luego logró tomar el mando del duelo y dispuso de tres buenas oportunidades para igualar antes del descanso, dos veces con el eslovaco Marek Hamsik y otra con el belga Dries Mertens.

El capitán lo intentó con dos remates desde el límite del área que terminaron fuera mientras que Mertens culminó una buena jugada personal con un disparo que el portero Gianluigi Buffon pudo detener sin grandes problemas.

En la reanudación, el Nápoles encerró al Juventus en su mitad del campo y, tras un gol anulado al español José Callejón por fuera de juego, logró la igualada por medio de Hamsik, que culminó una gran combinación con Mertens con un derechazo a la escuadra.

Poco después, Mertens cortó un pase defensivo del ghanés Kwadwo Asamoah y anticipó a Buffon, pero llegó a rematar casi desde la línea de fondo y su disparo fue repelido por el poste.

Tras esa gran ocasión, los dos conjunto bajaron el ritmo del choque durante unos quince minutos, antes de volver a buscar el gol decisivo en la recta final.

El duelo intenso terminó pues 1-1 y permitió a la Juventus salir imbatido de uno de los campos más difíciles del campeonato italiano y al Nápoles dar una buena imagen ante el club que domina desde hace cinco años el torneo.