Ricos contra pobres en el Brasileirao: Flamengo-Botafogo causó violencia y un muerto

Casi 60 detenidos en trifulcas entre torcedores del club de la clase acomodada y el club de las clases populares de Río de Janeiro.
11 Nov 2018 – 12:13 PM EST

Dos hinchas resultaron heridos por arma de fuego y uno de ellos perdió la vida llegando al hospital en altercados vividos previo al partido entre el Club de Regatas de Flamengo y el Club de Futebol Botafogo. Los torcedores chocaron en el barrio de Cacuia, cerca del Estadio Olímpico Nilton Santos.

A pesar de que Río de Janeiro cuenta con varios clásicos juntando a equipos como el Fluminense y el Vasco Da Gama, el que enfrenta al Botafogo con el Flamengo adquiere una tensión extra por la identificación de los clubes con ciertas clases sociales del Brasil.

Mientras el Flamengo es una institución fundada por aristócratas cariocas, el Botafogo tiene más apoyo de sectores populares y clases trabajadoras del estado de Río. Así como uno de los ídolos del Flamengo es Zico, de piel blanca, uno de los ídolos del Botafogo es Garrincha, de piel morena.

La policía militar desplegó dispositivos de seguridad no solo en Cacuia, sino también en otros puntos de la urbe, como la Avenida Brasil, donde los enfrentamientos entre torcedores albinegros y rojinegros se llevaron a cabo a bordo de vehículos particulares y de transporte público.


“Los 50 o 60 fanáticos que han sido arrestados serán canalizados hacia prisiones especiales como forma de reducir la violencia,” mencionó Silvio Luiz, comandante de los cuerpos de seguridad.

El duelo terminó 2-1 a favor del dueño de casa, Botafogo, gracias a un extraordinario gol del chileno Leonardo Valencia. En la visita arrancó de titular el ex del Deportivo Toluca de la Liga MX, el delantero colombiano Fernando Uribe.

Específicamente, la violencia causada con motivo de partidos del Brasileirao fue tema de debate nacional con el hoy electo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, prometiendo durante su campaña un endurecimiento de las penas carcelarias y reformas para relajar la portación de armas de fuego.

RELACIONADOS:BrasilBotafogoFlamengo
Publicidad