publicidad
El holandés Blind, uno de los refuerzos del United, salvó un punto para los 'Devils' en casa del West Bromwich.

West Brom 2-2 Manchester United: Blind evita la derrota del United, que no convence

West Brom 2-2 Manchester United: Blind evita la derrota del United, que no convence

Un gol de Daley Blind a tres minutos para la conclusión permitió al Manchester United evitar una derrota en su visita al West Bromwich.

El holandés Blind, uno de los refuerzos del United, salvó un punto para...
El holandés Blind, uno de los refuerzos del United, salvó un punto para los 'Devils' en casa del West Bromwich.

LONDRES, Inglaterra - Un gol del centrocampista holandés Daley Blind a tres minutos para la conclusión permitió al Manchester United evitar una derrota (2-2) en su visita al campo del West Bromwich Albion, aunque no sirvió para despejar las numerosas dudas que volvió a dejar el juego de los "diablos rojos".

Así vivimos el West Brom vs. Manchester United

Con Wayne Rooney sancionado y el colombiano Radamel Falcao en el banquillo, el técnico del United, el holandés Louis van Gaal, alineó de inicio un conjunto plagado de centrocampistas para tratar de lograr su tercera victoria consecutiva, la primera a domicilio, del curso.

Una clara apuesta por la posesión, con los españoles Juan Mata y Ander Herrera como claros protagonistas, que apenas tardó ocho minutos en venirse abajo, el tiempo que tardó el West Bromwich Albion en abrir el marcador.

publicidad

Mientras que el Manchester United se perdió en un sinfín de pases sin apenas profundidad, los locales apenas necesitaron cuatro toques para que el beninés Stephane Sessegnon culminase un fulgurante contragolpe con un soberbio disparo desde fuera del área, ante el que nada pudo hacer el portero David de Gea.

Un gol que no alteró el pausado ritmo de los de Van Gaal que apenas lograron crear peligro, salvo en un remate del holandés Robin van Persie (m.10), tras un gran pase de Ángel Di María, y en un disparo lejano del propio argentino, que despejó con ciertos apuros el meta local.

Preocupante panorama que el preparador holandés trató de solventar con la entrada al inicio de la segunda mitad del internacional belga Marouane Fellaini por un intrascendente Ander Herrera.

La jugada no le pudo salir mejor a Van Gaal, ya que en una de sus primeras intervenciones logró establecer el empate (1-1) con un violento disparo, tras pelear con fe un balón en la frontal del área.

Aferrado al empuje de Fellaini, el United encerró en los siguientes minutos en su área al West Bromwich Albion, incapaz de contener la internadas por la banda derecha de Rafael y de Di María por la izquierda.

Pero los centros del argentino y del brasileño, salvo en un disparo de Mata, que estrelló el balón en un defensa, apenas encontraron rematador, lo que hizo todavía más llamativa la permanencia Falcao en el banquillo.

Una circunstancia que no desaprovecharon los locales para volver a ponerse por delante en el tanteador (2-1) a los 66 minutos con una nueva contra, finalizada en esta ocasión por el internacional inglés sub 21 Saido Berahino, que firmó su sexto tanto de la temporada.

Marcador que sólo la fe permitió igualar al Manchester United, ya que ni la entrada del colombiano Radamel Falcao, que sustituyó a los 72 minutos a Mata, sirvió para mejorar la gris imagen dejada por los "diablos rojos".

Al menos, eso sí, la presencia en la delantera de Falcao permitió a los de Van Gaal aclarar su patrón de juego, constantes balones colgados al área en busca del "Tigre", uno de los cuales cayó rebotado a los pies de Blind, que puso en el 87 el definitivo 2-2 con un preciso remate desde fuera del área.

Un empate que deja al Manchester United en la sexta posición a diez puntos del líder, el Chelsea, que visitará el próximo domingo Old Trafford, en la primera de las tres finales que le aguardan en las próximas cuatro semanas en las que además de con el equipo de José Mourinho los de Van Gaal se medirá con el Manchester City y el Arsenal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad