Opinión | ¿Champions o una liga top? Un gran dilema para Hirving Lozano

El 'Chucky' deberá tomar una decisión importante en el verano: consagrarse en Holanda o retarse en otro torneo de más competencia.

Cuando el Pachuca oficializó la transferencia de Hirving Lozano al PSV Eindhoven aplaudimos la decisión; era importante que el 'Chucky' tuviera una mejor adaptación a Europa en una liga con menor exigencia deportiva pero que fuera ideal para aclimatarse a los ritmos y al estilo del Balompié Europeo.

Por sus cualidades, tuvimos fe que el mexicano la pudiera romper en un equipo en el que jugadores como Carlos Salcido, Francisco Rodríguez, Andrés Guardado y Héctor Moreno habían sido campeones.

Al final, la realidad superó la expectativa e Hirving Lozano no solo acabó campeón, sino que terminó siendo figura del equipo, estrella de la Eredivisie e incluso, líder goleador del torneo.

Solo hay un detalle que siempre aceptamos: el torneo holandés está varios escalones debajo de campeonatos como La Liga de España, la Serie A de Italia o la Premier League de Inglaterra; incluso, que la Bundesliga de Alemania o la Ligue 1 de Francia.

El 'Chucky' ya demostró quién es en Holanda. Un torneo más sonaría a exageración para un futbolista que tiene un mundo de cualidades por explotar en otro torneo europeo. Lo único que invita a que se quede una temporada más es que al fin podrá jugar una Champions League, lo cual tampoco es poca cosa.

Ahí, será un acercamiento importante para Hirving Lozano sobre lo que son otras competencias, otros jugadores y otros equipos de ligas igual o más poderosas que la holandesa. Así, un segundo año en la Eredivisie podría tener sentido.

Sin embargo, está la posibilidad que un equipo importante ponga una buena cantidad de dinero por el 'Chucky' y cambie de aires. Tras el Mundial, su cotización se elevará y el PSV así como el mexicano acabarán ganando. Al menos económicamente.

Suposiciones. Lozano podría ir a un equipo en España, Inglaterra o Italia y que juegue Champions. Ahí, al Chucky empezará de cero. A demostrar lo que es y lo que puede llegar a ser.

Hay un dilema importante para el mexicano. Afortunadamente, las dos son buenas opciones para el Chucky. Un año más de aprendizaje y cobijo en la Eredivisie jugando también la Champions League es una decisión positiva.

Y si la aventura llama y la decisión es cambiar. Es el instante para ilusionarnos con ver a un mexicano con madera para brillar en equipos top. Es la prueba de fuego para un jugador que ya tiene casi cinco años en Primera División.


RELACIONADOS:PSV