¡No todo lo que brilla es oro! Joven mexicano decía que jugaba en la Juventus… era un farsante

Dionicio Farid aseguraba que estaba en las fuerzas básicas del equipo italiano, tenía fotos y hasta daba charlas… todo era falso.
10 Oct 2018 – 8:49 AM EDT

Parece sacado de una película, hace recordar a Leonardo DiCaprio en el filme Atrápame si puedes. Dionicio Farid, un joven oaxaqueño de 19 años engañó a todos, decía que militaba en la Juventus, hacía creer a todos que sería el nuevo ‘Chicharito’ Hernández, impartía pláticas motivacionales, presumía fotografías enfundado en la playera del equipo italiano y además afirmaba que estuvo en las fuerzas básicas de los Pumas.

Estaba comenzando a ser seguido por los medios de comunicación locales y comenzaba a despuntar en la red, tenía una cuenta de Instagram con más de 16 mil seguidores. Visitaba comunidades pequeñas donde impartía charlas motivacionales a los niños. Aseguraba que era seleccionado mexicano de categorías menores y que su sueño era jugar al lado de los grandes como Cristiano Ronaldo. Se vendía como una estrella, decía que Getafe y Rayo Vallecano lo buscaron antes, pero el decidió ir a la Juventus de Turín por su grandeza, lo habían visto en un torneo de Nueva York. Usaba fotografías con la indumentaria oficial y realizaba montajes bien hechos donde se le veía entrenando. Eso sí, aseguraba que no le alcanzaba la economía para estar comprando los zapatos de futbol profesionales que se necesitan para los entrenamientos.

“Pues me ha costado mucho dolor, sacrificio, humildad, muchas críticas, pero no fue imposible porque siempre he dicho que el querer es poder y el único que decide eres tú”, declaró Farid a Pulso Mazateco.

Su cabezazo letal, le permitía vencer a los europeos por su gran resorte a pesar de su baja estatura, decía.

La historia completamente ficticia no pudo sobrevivir en tiempos de internet, todo se desmoronó y ahora se habla del muchacho impostor en Argentina, en México, Estados Unidos y por su puesto en Italia, se desconoce si es que existieron beneficios económicos con sus mentiras y se espera que la Policía levante una investigación.

Las cosas de la vida, algunos dicen que juegan en Europa y se la creen, aunque no sea cierto, otros juegan en Europa pero aún no logran creerse lo que han conseguido. Mis queridos lectores, la moraleja es que no todo lo que brilla es oro.


RELACIONADOS:Fútbol

Más contenido de tu interés