MLS

Vancouver Whitecaps, el equipo silencioso que se abre camino hacia los playoffs

Los Caps son el tercero en discordia tanto en Cascadia como entre los clubes canadienses, pero de entre las sombras está emergiendo a un primer plano.
6 Sep 2017 – 2:35 PM EDT

Hace no mucho se hablaba de la calidad que derrochaba el chileno Pedro Morales, de las heroicas atajadas de David Ousted, del aporte como revulsivo de Blas Pérez, y poco antes de los golazos y el drama del traspaso de Camilo Sanvezzo.

Es decir, a lo ancho y largo de la MLS, se hablaba de Vancouver Whitecaps. A pesar de que siempre ha sido el tercero en discordia en la zona de Cascadia y entre los equipos canadienses emeleseros, eran tema.

Pero el protagonismo de Portland Timbers y Seattle Sounders, últimos dos campeones de la MLS y actuales líderes de la Conferencia Oeste, aunado a la creciente rivalidad entre Montreal y Toronto que además disputaron una épica final de Conferencia Este el año pasado, enviaron a los Caps a vivir entre las sombras, casi en el anonimato, alejados de la seductora luz mediática.


Blas, Camilo y Pedro ya no están, y David ya no es de los “Superman” de la liga. Kendall Waston y Christian Bolaños ya no son sensación y el ruido provocado por el morbo del fichaje de Fredy Montero se desvaneció casi tan pronto como llegó.

Los uruguayos de Whitecaps no tienen el nombre de Nicolás Lodeiro. Yordy Reyna no es Diego Valeri, Sebastián Giovinco o Ignacio Piatti. Alphonso Davies es la joya del fútbol canadiense, pero no es Cyle Larin.

Y aunque Montero está teniendo un gran torneo, cerca de ser su mejor en cuanto a número de goles en su cuenta personal en la MLS, y de que Bolaños lleva una buena cantidad de pases para gol, apenas se asoman medianamente si vemos la tabla de líderes en esos rubros. Y la defensa, que es la tercera menos goleada de la Conferencia Oeste no es suficiente como para darle reflectores.


Pero de entre las sombras del lluvioso y lejano oeste canadiense, está emergiendo un Vancouver al que le importa muy poco y nada la indiferencia a la que han sido sujetos, y casi como un fantasma que nadie percibe más que cuando se lo encuentran en el terreno de juego para ser vapuleados, ya están más que enfilados rumbo a los Playoffs como el auténtico caballo negro, o más bien como el caballo blanco de la liga.

Vancouver no solo está firme en el cuarto puesto del Oeste, está a tan solo tres puntos del sublíder Portland y a cuatro del líder Seattle. Y en realidad, los tiene a su merced, ya que los Timbers tienen tres partidos más jugados y Sounders dos más que Whitecaps.

Los texanos FC Dallas y Houston Dynamo que tanta atención han recibido, están por debajo de los Caps. Pero nadie se atreve a darle crédito al trabajo del técnico Carl Robinson como al de los colombianos Oscar Pareja y Wilmer Cabrera.


¿Los siempre glamurosos californianos? Bastante por debajo de los Caps. Galaxy, de hecho, a años luz con todo y los hermanos Dos Santos.

De la sensación del año pasado con Tim Howard y la defensa del Colorado Rapids, mejor ni hablamos. Y si, hasta los Rapids del año pasado recibieron más atención que el Vancouver actual.

Sin embargo, hay que tenerle cuidado y respeto a este menospreciado club canadiense. Nadie se lo va a querer topar en instancias finales, y menos si siguen en nivel ascendente.


El primero de julio fueron humillados 4-0 por Chicago Fire. A partir de ahí, en sus últimos 9 partidos de liga, han conseguido 5 triunfos, 2 empates y apenas 2 descalabros. New York City FC, LA Galaxy, FC Dallas, Houston Dynamo y Orlando City, todos terminaron comiéndose el polvo en estos dos últimos meses.

El “Caballo Blanco” no teme jugar en la oscuridad y su ritmo denota una seria aspiración a mantener la MLS Cup en Cascadia por tercer año consecutivo pero más al norte y ser de paso el primer canadiense en tenerla en sus vitrinas.

RELACIONADOS:MLSVancouver Whitecaps

Más contenido de tu interés