publicidad

Sueño MLS, la historia de Jorge Villafaña desde un reality show al fútbol profesional

Sueño MLS, la historia de Jorge Villafaña desde un reality show al fútbol profesional

El hoy jugador de Santos Laguna es uno de los espejos donde se miran los miles de participantes que cada año se presentan a este concurso.

"Un campeón es el que lo deja todo” | La película de la final de la MLS Cup UniMás

En estos momentos 18 aspirantes -provenientes de distintas partes de Estados Unidos- participan en las afueras de Los Angeles de las finales a nivel nacional de Sueño MLS, el programa de TV que reserva como premio para el vencedor un lugar en una academia de un equipo de la Major League Soccer.

El ganador será anunciado el 22 de mayo en el programa República Deportiva, de la cadena Univision. Ese joven seguirá el camino que diez años atrás inició el hoy consagrado Jorge Villafaña, el primer elegido por Sueño MLS.

En 2007, con 17 años Villafaña voló desde su hogar en California a Miami, donde oficialmente fue reconocido como el primer ganador del concurso y como nuevo integrante del sistema juvenil de Chivas USA. La carrera de la hoy estrella méxico-estadounidense acababa de comenzar.

Por ese entonces a Jorge Villafaña se lo conocía con el nombre de Jorge Flores. Y -para ser honestos- no estaba demasiado interesado en presentarse a los tryouts de Sueño MLS. “Un año antes me había probado en Chivas USA”, recuerda hoy el futbolista. “En ese momento me dijeron que debería practicar más y mejorar mi juego.” La insistencia de su mamá Juanita y de su tío Rubén Villafaña finalmente se impusieron. No había nada que perder.

Jorge llegó al último día de las pruebas iniciales en Los Angeles, sin haber hecho la inscripción online previa. Solamente podría demostrar su talento frente a los organizadores si alguno de los anotados no se presentaba a la cita. Luego de esperar Villafaña fue uno de los 2000 chicos evaluados por Sueño MLS en el sur de California.

publicidad

Primero quedó entre los 60 aspirantes preseleccionados, una semana más tarde estaba entre los 24 finalistas que entrenaban con el plantel Sub-19 de Chivas USA. Luego de todas las evaluaciones físicas y deportivas Jorge Villafaña fue el elegido, el ganador. Su velocidad, su capacidad de lucha y su pie izquierdo sobresalieron durante esos días de evaluación. Lo mismo que su personalidad, aguerrida en la cancha, calma fuera del terreno de juego.

“Era un chico muy balanceado, un chico muy concentrado en la escuela”, confirma su madre. “Gracias a Dios no le gustaba salir o hacer tonterías. “Escuela, fútbol, hogar. Un chico muy bueno y muy balanceado.”

Tras apenas un mes de participación en el reality show Jorge Villafaña se convirtió en el jugador más joven en entrar al equipo Sub-19 de Chivas USA. Pocas semanas más tarde firmaría su primer contrato profesional.

“Si no fuera por Sueño MLS, probablemente hubiera ido a la universidad, y no se qué hubiera pasado”, reflexiona Jorge. “Pero estoy seguro que no hubiera sido un futbolista profesional.”

Relacionado
Jorge Villafaña
Jorge Villafaña nuevo refuerzo santista
Jorge Villafaña es el nuevo jugador de Santos Laguna, equipo al que llega para pelear por el puesto titular con Adrián Aldrete en la lateral izquierda.


Tan importante fue el programa para Villafaña que desde ese momento su apodo es ‘Sueño’. El talentoso volante, algo desgarbado y con un rarísimo peinado, fue adoptado de inmediato por los ‘pesos pesados’ del vestuario de Chivas USA, como las leyendas mexicanas Francisco Palencia y Claudio Suárez, o nombres destacados en la liga como los de Jesse Marsch y Ante Razov.

“Creo que me veían como a un chico”, rememora el futbolista californiano. “Siempre me gritaban, pero como lo hacen los padres con sus niños. Jamás me defraudaron, y creo que eso me ayudó mucho.”

2007 terminó de la mejor manera para Jorge, con una convocatoria para la selección Sub-20 de Estados Unidos. Villafaña dejó de ser el muchachito del reality show para convertirse en uno de los futbolistas más importantes de Chivas USA.

Cuatro años más tarde -ya consolidado como titular en el club angelino- Jorge preparó una gran sorpresa para el Día de la Madre. Se presentó en los juzgados de Santa Ana y cambió el apellido de su padre biológico, Flores, por el de Villafaña, para honrar a Juanita, su mamá. “Ese día me dio los papeles, los documentos. Fue un momento de tanta alegría para mí”, comentó la señora Villafaña. “Yo era la madre y el padre en casa.”

Antes del comienzo de la temporada 2014 Chivas USA transfirió a Jorge Villafaña a Portland Timbers. En ese momento la filial estadounidense del Club Guadalajara -próxima a desaparecer- se desprendía de uno de sus jugadores más importantes. La llegada al club de Cascadia acarrearía un nuevo e importante cambio en su carrera.

El técnico Caleb Porter -que conocía a Villafaña por su pasado como seleccionador Sub-23- fue quien modificó su ubicación en la cancha. De ser extremo en Chivas USA pasó a ser lateral izquierdo en Portland, una mutación que no le resultó sencilla al principio. “Tuvo que aprender a jugar en esa posición de manera defensiva. Es el tipo perfecto para jugar ahí”, considera Porter.

La de 2015 fue la temporada del despegue definitivo para Jorge Villafaña, pieza fundamental del equipo de Portland Timbers que se quedó con la MLS Cup del año pasado. Con una vida a puro vértigo, nuestro protagonista casi no tuvo tiempo de celebrar su primer título de liga. “Quedamos campeones un domingo y al miércoles siguiente estaba cerrando mi incorporación a Santos Laguna”, asegura el jugador. Treinta días después Villafaña debutaba con el cuadro de ‘los Guerreros’ en México.

publicidad

“Uno de mis sueños era jugar en la Liga MX, y lo estoy haciendo ahora mismo. Estoy realmente feliz”, explica a FutbolMLS.com Villafaña. “Todavía no salgo de mi entusiasmo por estar aquí en México, y mucho más por estar en un club que siempre lucha por trofeos.”

Un sueño por cumplir. El llamado de la selección absoluta de Estados Unidos. La última vez que vistió la camiseta del equipo nacional fue años atrás, cuando Caleb Porter lo convocó para un partido de clasificación a los Juegos Olímpicos de 2012.

El nombre de Villafaña no figura en la preselección de Jürgen Klinsmann para la Copa América Centenario, pero existe confianza en que el futbolista nacido en Anaheim sea tenido en cuenta por el representativo de la U.S. Soccer después del verano.

“Espero ese llamado”, admitió Villafaña. “Cada jugador siempre quiere ser convocado por su selección. Estoy entusiasmado y siempre trabajo en pos de ese objetivo de ser convocado.”

Este artículo fue publicado originalmente en MLSsoccer.com.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad