null: nullpx
MLS

Se apaga el fuego en Chicago: ¿Qué pasa con el Fire de Bastian Schweinsteiger?

El club rojo dio la sorpresa en la primera mitad de la temporada pero ha venido cayendo estrepitosamente en el último mes y medio.
23 Ago 2017 – 3:58 PM EDT

Todo lo sube debe de bajar.

Para el Chicago Fire, ese bajón ha sido tan rápido y sorpresivo como el resurgimiento que tuvo al principio de la temporada.

Luego de dos campañas en el último lugar de la Conferencia del Este, el grupo ejecutivo del Fire decidió tomar pasos dramáticos y armar un equipo fuerte comandado por el mundialista alemán Bastian Schweinsteiger, apoyado por los veteranos de la MLS Dax McCarty y Juninho, y liderado ofensivamente por el talento internacional de Nemanja Nikolic y David Accam.


En la primera mitad de la temporada el proyecto dio excelentes frutos para el Fire, quienes llegaron a estar en la cima del Este a principios de julio, superando al New York City FC de David Villa e igualando al Toronto FC de Sebastian Giovinco.

Sin embargo, como lo dicta la Ley de la Gravedad, el Fire – cuando volaba más alto – empezó a bajar. Al principio se pensaba que era un desliz, pero tras perder el quinto de sus últimos seis partidos, la situación se ha tornado preocupante.

Luego de la ola de malos resultados en julio y agosto, el Fire se encuentra en el tercer lugar del Este con 41 puntos, nueve por debajo de Toronto FC, quienes le quitaron el invicto casero al Fire en el Toyota Park en la jornada anterior. Esa derrota por 3-1 fue la tercera al hilo para Chicago, quienes se dejaron meter nueve goles y solo anotaron dos en ese tiempo.


Es un desconcertante nivel por parte de un equipo que estaba dando la sorpresa. Ahora, ese elemento de sorpresa ha tomado un nuevo significado: tres derrotas consecutivas dejándose anotar tres goles en cada ocasión.

Las primeras dos de esas tres derrotas ocurrieron fuera de casa, donde el Fire no ha sido particularmente dominante. A pesar de su buen rendimiento en general a lo largo de la campaña, el club rojo solo ha ganado dos partidos fuera de casa, empatando cuatro y perdiendo siete.

Adicionalmente, mientras que los problemas fuera de casa causan preocupación, el nivel actual del goleador Nikolic debe causar pavor. El atacante húngaro fue indudablemente el mejor delantero de la MLS hasta inicios de julio, cuando anotó 16 goles para superar a Villa con facilidad en la carrera por el Botín de Oro. Pero, de la nada, el atacante perdió su olfato de gol y ya lleva siete partidos sin marcar. Chicago solo ha ganado un partido en ese tiempo.


Al caer en casa, el Fire dejó entrever que sus problemas defensivos también ocurren en su estadio, donde llevaban 14 partidos sin conocer la derrota. Los lapsos defensivos y los problemas de comunicación fueron evidentes. Más preocupante aun es que esos problemas de comunicación han visto afectado al mismo Schweinsteiger, quien en varios momentos del encuentro ante Toronto gritaba y levantaba sus manos pidiendo el balón, el cual no le llegaba.

El Fire está a tiempo de retomar el paso y en el horizonte inmediato reciben la visita de Minnesota United, el equipo de expansión de la MLS que ha tenido una difícil temporada colmada de irregularidades y pobres resultados. Será una buena oportunidad para que el Fire encuentre soluciones, deposite de nuevo la confianza en Nikolic y regrese al nivel que mostró hace unos meses.


RELACIONADOS:MLSChicago Fire

Más contenido de tu interés