MLS

Portland Timbers venció 4-2 a Seattle Sounders en un Clásico Cascadia extremadamente apasionante

El Clásico de Cascadia se estaba definiendo con marcador de escándalo con gran actuación de Diego Valeri; Sounders logró maquillar el resultado final.
28 Ago 2016 – 7:03 PM EDT

Portland Timbers arrolló a Seattle Sounders en la primera mitad, lo cual fue suficiente para que terminaran venciendo por 4-2 en el Clásico de Cascadia jugado en Providence Park.

La jornada pasada, Seattle sacó un triunfo que motivaba mucho anímicamente en búsqueda de rescatar la temporada y meterse a los Playoffs, al derrotar 3-1 a este mismo Portland con Clint Dempsey como figura. Tan solo una semana después, todo tomo un giro de 180 grados para los Sounders.

En la primera media hora de partido, los Timbers no se tocaron el corazón y sepultaron toda esperanza Esmeralda y ni siquiera le dieron oportunidad a su archirrival de por lo menos extrañar a Dempsey – quien estuvo ausente tras revelarse hace unos días que padece de una arritmia cardiaca.


Por medio del balón parado, Portland anunció su peligrosidad. Y al minuto 16 lograron que un tiro de esquina rematado por Vytautas Andriuskevicius reflejara en el marcador el potencial letal de esa arma. El cabezazo del lituano cruzo la línea de gol tras un campanazo.

Cinco minutos después, Fanendo Adi marcó su séptimo gol en ocho partidos en el clásico ante Seattle, en una jugada que generó Diego Valeri y en la que el nigeriano tuvo oportunidad de contrarrematar dos veces ante una adormilada defensa Esmeralda y la desesperación del arquero Stefan Frei.


El marcador se volvió de goleada a la media hora en una triangulación fabricada por latinoamericanos, calculada, dando los tiempos exactos para que se metieran en los espacios para tocar al compañero. La jugada la culminó Lucas Melano, Valeri y Diego Chara la dibujaron.

Para ese momento, lo preocupante para los visitantes es que la situación podía ser aún mucho peor, ya que el árbitro no sancionó un penalti a una clara mano de Osvaldo Alonso y Nicolás Lodeiro que tiro una patada síntoma de impotencia, bien pudo ver la roja directa en lugar de la amarilla. Aparte de que Frei ya había tenido intervenciones importantes.

Lo impactante de la primera mitad duro hasta el final de la misma, cuando la pizarra se volvió de escándalo. El cuarto cayó en un tiro libre que Valeri puso en el área, y Steven Taylor remató de cabeza completamente solo y sin siquiera tener que saltar.


Seattle se veía totalmente perdido, desmoralizado, sin idea y completamente desangelado. Pero algo sucedió en el vestidor en el medio tiempo, que hizo que con orgullo fueran por lo menos a salvar su dignidad en la complementaria.

En los primeros cinco minutos del segundo tiempo, Seattle maquilló los desastrosos primeros 45 minutos con dos goles. El uruguayo Lodeiro levantó a los Esmeraldas a base de un par de asistencias, y dejar las patadas de frustración atrás, en los goles de Andreas Ivanschitz (con algo de suerte por un desvío defensivo), y de Jordan Morris con un sólido cabezazo.

El triunfo afianza a Portland en el sexto puesto de la Conferencia del Oeste que otorga boleto a Playoffs, y detiene la remontada en la tabla de Seattle que se estanca en la octava posición.

Más contenido de tu interés