null: nullpx
MLS

Philadelphia Union lo remontó en dos minutos para empatar 2-2 con Red Bulls

Los taurinos ganaban tranquilamente con doblete de Sacha Kljestan, pero Philly rescató la igualdad en cosa de segundos mediante Sapong y Pontius.
18 Jul 2016 – 9:17 PM EDT

Philadelphia Union remontó un partido que parecía tenía perdido ante New York Red Bulls y sacó un empate de 2-2 en el Talen Energy Stadium.

El duelo se presentaba con ambas escuadras peleando en la parte alta de la Conferencia Este, Philly como sublíder y los neoyorquinos como terceros, y ambos con la aspiración de terminar la jornada como el escolta del líder del Este, New York City FC.

Red Bulls fue creciendo a medida que pasaron los minutos en la primera mitad. Al punto que antes de la media hora, Andre Blake ya era figura y factor para que los locales mantuvieran el cero, con dos buenas atajadas.

Pero ni en el arquero que ha sido seleccionado para el All Star Game a jugarse en un par de semanas, pudo detener las dos armas ofensivas en las cuales los taurinos se especializan: la presión en la salida del rival y el balón parado.

Al minuto 27, presionando con hasta 6 hombres en el primer cuarto de cancha de Philadelphia, Bradley Wright-Phillips y Sacha Kljestan intercambiaron roles y ejecutaron a la perfección para adelantar a los visitantes. El centro delantero ingles le robó el esférico a Ken Tribbett, le sirvió al máximo asistidor de la liga, y este definió con un tiro cruzado.

Y antes de que el partido se fuera al intermedio, el arquero All Star fue vencido por el volante neoyorquino quien también fue seleccionado para el Equipo de las Estrellas, por segunda ocasión en el encuentro.

Kljestan fue el ejecutor de uno de esos balones parados que los dirigidos por Jesse Marsch planean minuciosamente. Y nuevamente dio resultados, aunque con algo de fortuna para el dorsal 16 neoyorquino, ya que su cobro del tiro libre se desvió en tranquillo Barnetta dejando a Blake sin posibilidades.

Pero al Union, en su casa, se necesita mucho más que eso para vencerlo. En la parte complementaria en un lapso de tan solo dos minutos, al 67 y al 68, locales lo empataron.

El gol de la esperanza y el revulsivo llegó mediante un claro penalti, el cual CJ Sapong transformó en festejó con potente disparo. Y posteriormente, con un Red Bulls que aún no asimilaba lo que sucedía, llegó el empate por conducto de Chris Pontius.

Entre lo mal que la pasaban los neoyorquinos en esos minutos, vino una a favor. Ilsinho se fue expulsado, dejando a Philly con 10 hombres. Pero aún así, los toros no podían salir de su propio campo, y Marsch no se animaba a meter a otro hombre de ofensiva para contrarrestar.

Al final, como termino el partido, el punto le supo mucho más a los Red Bulls que terminaron metidos en su arco pidiendo la hora, y amargo para los locales que tuvieron para darle la voltereta.

RELACIONADOS:MLSPhiladelphia UnionNew York Red Bulls

Más contenido de tu interés