Osos monumentales del arquero de Montreal y un gol de Diego Valeri le salvan el partido a Portland

El Impact se puso en ventaja en dos ocasiones, pero los garrafales errores de Evan Bush permitieron que los Timbers lograran mantener su racha invicta.
22 Jul 2018 – 1:19 AM EDT

Montreal Impact tuvo en sus pies el acabar con la racha de 12 partidos consecutivos sin perder y el invicto de local de Portland Timbers, pero en las manos de su arquero Evan Bush, esa posibilidad se desvaneció y todo terminó con un 2-2 agridulce para los canadienses.

Bush cometió dos osos del tipo que desmoralizan hasta a sus propios compañeros, y el equipo los pago muy caros.

Los canadienses se adelantaron cuando el uruguayo Alejandro Silva interceptó un balón en la salida de Portland, armó la jugada el solo y le dejo un pase de gol a Saphir Taïder, quien con un disparo colocado abrió el marcador.


En la recta final de la primera mitad, Samuel Armenteros anotó el empate parcial mediante el primer error grosero del arquero Evan Bush en la noche.


Pero tan solo dos minutos después, el cuadro canadiense retomó la ventaja con un pase largo de Nacho Piatti para Matteo Mancosu. El italiano bajo el esférico con el pecho y definió una jugada que por pura estética mereció terminar en la red.


La tónica del segundo tiempo fue muy marcada desde que inicio. Portland con la iniciativa buscando el gol del empate. Montreal cediéndole la posesión a los locales buscando liquidar en un contragolpe.

Sin llegar a ser agobiante, pero definitivamente haciendo sentir su presencia en el área del Impact, los Timbers se acercaron en múltiples oportunidades al empate, tocando fuerte la puerta. Entre las más claras una combinación entre Sebastián Blanco y Diego Valeri, que el ‘Maestro’ no pudo rematar adecuadamente.


Valeri no tuvo que esperar mucho para obtener su redención. Un segundo error grosero que podría catalogarse hasta de una doble pifia en una misma jugada, por parte del guardameta Bush, le permitió al ‘Mago’ Timber empatar.

El tiempo restante y el dominio de Portland hacía pensar que la voltereta estaba al alcance. Blanco estuvo muy cerca en un par de chances de anotar el tercero.

Al final, todo quedo en repartición de unidades, en lo que también fue el primer empate en toda la temporada del Impact que hasta el sábado por la noche solo conocían de victorias y derrotas.