MLS

"No me gusta empatar o perder, siempre me metí en la cabeza que tengo que ganar", asegura Josef Martínez

El delantero de Atlanta United cree que su equipo es candidato al título en 2018 y se mostró orgulloso de sus humildes orígenes en Venezuela.
11 Ene 2018 – 1:00 PM EST

Fue de las grandes figuras de la MLS de 2017, acaso la mejor temporada de su carrera, pero el carácter de Josef Martínez lo empujan a poner la vara más alta, y está convencido de que Atlanta United peleará la próxima MLS Cup.

“La afición se contentó por haber llegado a los Playoffs, pero nos quedamos cortos con lo que nosotros queríamos. Por calidad de jugadores y todo lo que hicimos, pensamos que podíamos ser finalistas, por eso la ambición de ir por el título ahora”, avisó el venezolano a FutbolMLS.com.

A pesar de que conocía muy poco de la MLS cuando llegó hace un año, Martínez estaba seguro de su decisión por lo que proyectaba la franquicia. Incluso reconoce que veía allí un “trampolín” para regresar fortalecido a Europa, pero tras lo vivido no tiene la misma prisa.


“Me siento bien y muy tranquilo. Uno siempre piensa que tiene que ir a Europa, pero también donde la gente te quiera, donde puedas jugar y demostrar. Tengo un año más de contrato y hoy sólo pienso hacer las cosas bien en Atlanta”, sostuvo.

Con 19 tantos en 21 jornadas, no sólo fue el goleador más efectivo de la MLS (90,4 por ciento), sino que igualó la cifra que había acumulado en los últimos cinco años, con los suizos Young Boys y Thun, además del Torino, dejando de lado las críticas por salir de la Serie A para aventurarse en los Estados Unidos.

“¡A mí me cayeron ‘palos’ desde que salieron los rumores del Atlanta!”, recordó entre risas el delantero. Y luego profundizó: “Alguien podrá creer que la MLS no es tan fuerte y por eso hice muchos goles, pero no es así. Cada torneo es distinto, con pros y contras, en Italia es muy táctico, hay partidos que acaban 0 a 0, y a veces uno ni patea al arco; yo espero que la MLS sea una de las mejores ligas del mundo y creo que llegará a verse al fútbol como algo importante, así como el basquetbol y el beisbol”.


-¿Cuánto te afecta la derrota?

-No me gusta ni empatar ni perder, yo siempre me metí en la cabeza que tengo que hacer las cosas bien para ganar. Incluso si pierdo o empato en un entrenamiento termino caliente hasta el siguiente día. No me gusta eso.

-¿Hay lugar para el disfrute?

-(Sonríe) Por eso digo, cuando gano, disfruto. Tengo una anécdota: jugábamos contra Orlando, yo hice tres goles, pero empatamos 3 a 3. Agarré mi pelota, me bañé y me fui porque no podía ser que empatáramos en casa y no estaba orgulloso porque los tres goles no me sirven si no ganamos.


-Esa es tu filosofía…

-A mí me criaron así y eso ayuda para hacer las cosas bien y ganar. No importa la liga ni el club donde estés, uno tiene que dar lo máximo. Nosotros [los internacionales venezolanos] reivindicamos nuestros nombres, incluso el mío, que se había borrado mucho en mi paso por Torino. Esto es como una guerra porque debo mejorar lo que hice el año pasado.

-Tu rendimiento fue tal que Univision te premió como Mejor Jugador de la MLS…

-Agradezco a Univision por el premio, a la gente que estuvo pendiente y votó, y a mi familia, incluso a veces uno no se lo cree porque apenas jugué 20 partidos cuando hay otros que jugaron todo el torneo. Uno aprecia un reconocimiento así.

-¿Qué se aprende en la calle y en el fútbol profesional?

-En el barrio se aprende a luchar. Siempre estoy orgulloso de donde vine y en vacaciones, cuando tengo oportunidad, siempre estoy en mi barrio, con mi gente, yo no me olvido de las calles de tierra y la pelota de bolsas de plástico que uno hacía. Yo me acuerdo de todo, como cuando llegué a Suiza sin siquiera saber decir “Hola” en alemán. El fútbol, obviamente, en los pasos que das, tienes que aprender lenguajes, formas de vivir, pero yo siempre he sido el niño de El Combate y siempre seré así.


-¿Es clave no cambiar aunque cambie todo?

-Sí, porque mi familia es humilde y yo no cambio ni porque tenga cero bolívares o un millón de dólares.

-¿Es difícil no perder esa sensibilidad en el fútbol?

-Soy sincero, a veces cuando te van las cosas bien uno puede perder el rumbo, llegan muchísimas cosas y tú no te das cuenta de que estás cambiando, por eso tengo muy cerca a mi familia, a Sebastián (Cano, su agente) y amigos que sinceramente te digan “mira, estás haciendo esto mal y me parece que tienes que volver a ser el mismo”.

-¿Qué te genera ver tu rostro gigante en las graderías?

-(Sonríe) Para mí no es normal porque nunca me había pasado algo así, que la gente se ponga mi cara no tiene lógica, pero estoy agradecido con ellos por su cariño y también al 'Tata' (Gerardo Martino) y mis compañeros por ayudarme.


-¿Juega en tu cabeza la realidad de Venezuela al afrontar un partido?

-Sí, porque tengo a toda mi familia y amigos aquí, y ver la situación de los venezolanos o vivirla, ahora que estoy en el país, es fuerte, pero en algún momento esto cambiará y la gente podrá disfrutar lo lindo que es nuestro país.


RELACIONADOS:MLSAtlanta United FCVenezuela

Más contenido de tu interés