MLS

Nicolás Lodeiro se quedó sin Mundial pero con garra charrúa resurgió su poderío en la MLS

El ’10’ de Seattle Sounders parece haber comenzado su versión 2.0 en la liga norteamericana justo a tiempo para levantarlos de las cenizas como en 2016.
26 Jul 2018 – 12:24 PM EDT

A principios de junio, Nicolás Lodeiro recibió una de las noticias más duras de su carrera deportiva con la selección absoluta de Uruguay: no integraría a La Celeste que viajaría a disputar el Mundial de Rusia 2018, y con ello se perdería la posibilidad de jugar su tercer Copa del Mundo.

Un golpe muy difícil de digerir. La magnitud del mismo no solo lo sintió él, sino también uno de sus más cercanos amigos de la selección y él máximo referente de los charrúas en la actualidad, Luis Suarez, quien entre lágrimas expresó su sentir ante la ausencia de su amigo.

El mediocampista de Seattle Sounders había tenido un complicado arranque de año en la MLS, entre lesiones y ausencias por estar concentrado con Uruguay, y al final, le pasó factura con la misma selección.

Se dice que en la vida, no es lo que te pasa, sino cómo reaccionas a ello lo que define tú existencia. ¿Cómo reaccionó Lodeiro a ser excluido del Mundial?


De principios de marzo (cuando comenzó la temporada regular), hasta principios de junio (cuando quedo fuera de la convocatoria mundialista de Uruguay), transcurrieron tres meses en los que el ‘10’ Esmeralda solo disputo cinco partidos de liga en la MLS y a eso le podemos sumar tres partidos de la Liga de Campeones Concacaf.

En liga, no anotó ni un solo gol, y apenas registro dos asistencias. En la Concachampions, hizo dos goles en la serie de octavos de final ante el Santa Tecla de El Salvador. Una producción bastante raquítica para el Jugador Franquicia del club de Cascadia que los revolucionó y los reconstruyó en tiempo récord en 2016 para sacarlos campeones contra todo pronóstico.

Pero tras saberse fuera de Rusia 2018 y regresar rápidamente a Seattle, desde el 9 de junio a la fecha, ha jugado ocho partidos de liga – no se perdió ninguno en ese periodo – todos como titular y completando siempre los 90 minutos.


Su peso en el juego de Seattle aumento considerablemente y se reflejó igualmente en sus números, al anotar cuatro goles y registrar tres asistencias. Es decir, en promedio está muy cerca de participar directamente en un gol de su equipo (anotado o servido por él) por encuentro. Además, en esos ocho partidos, Seattle ha conseguido 12 de los 20 puntos que tiene en la campaña.

En total, 13 partidos jugados en liga, 1170 minutos disputados y cuatro goles marcados. Números idénticos a los de su llegada en 2016 cuando los levanto de las cenizas, en aquel meteórico y arrasador ascenso de los Sounders para lograr el milagroso pase a los Playoffs. La única significativa diferencia son las asistencias, tenía tres más hace dos años.

Si Lodeiro no hubiera recobrado su nivel inmediatamente, si estuviera “deprimido”, si necesitara tiempo para recobrarse del golpe de quedarse fuera de Uruguay y tener que seguir jugando en Seattle mientras sus compañeros y amigos disputaban la Copa del Mundo…nadie lo culparía y sería totalmente entendible desde el punto de vista básico de que es un ser humano y no una máquina.


Pero estamos hablando de Nico, de un tipo al que le corre la garra charrúa en la sangre, que tiene un ADN de un pueblo futbolístico que lo deja todo siempre, donde el esfuerzo y sacrificio no son negociables. Un tipo bravo, que pone como ejemplo cómo reaccionar en la vida ante un golpe que profesionalmente hubiera puesto a cualquiera en la lona.

El enganche uruguayo está recobrando su mejor versión, pero quizás tenga que superar la anterior y que la 2.0 sea aún superior para colectivamente poder salvar la temporada de Seattle, que con 15 partidos por jugar, tiene que remontar como mínimo para alcanzar el último puesto con boleto a la liguilla, una desventaja de 10 puntos.

Para ello no esta tan solo como en 2016, cuando perdió a Clint Dempsey por lesión, sino que en esta ocasión, al contrario, le acaban de traer al goleador peruano Raúl Ruidíaz.


Con la dupla que puede formar con el bicampeón de goleo de la Liga MX, el peso en la espalda para Nico parece ser más ligero, al no tener que cargar al equipo él solo. No quiere decir que deja de ser compleja la situación para los Sounders, pero con Lodeiro en forma y elevando su nivel, ¿quién se atreve a apostar contra ellos tras lo visto en 2016 y su reacción ante quedarse sin boleto a Rusia?

RELACIONADOS:MLSSeattle Sounders FCSeattle Sounders FC | MLS | 2018Uruguay