publicidad
Bradley Wright-Phillips, NY Red Bulls

New York Red Bulls se mantiene bravo con su complejo de inferioridad a pesar del éxito

New York Red Bulls se mantiene bravo con su complejo de inferioridad a pesar del éxito

A pesar de haber arrancado la temporada con pronósticos en contra, los Red Bulls demostraron ser un equipo de respeto esta temporada.

Bradley Wright-Phillips, NY Red Bulls
Bradley Wright-Phillips, NY Red Bulls

NUEVA YORK - No hace mucho, resultaba complicado encontrar el apoyo necesario para el NY Red Bulls.

Hacia el comienzo de la temporada 2015, era difícil encontrar vibras positivas merodeando en Red Bull Arena ya que varios cambios señalaban el comienzo de una nueva era para los Red Bulls. Los aficionados, incluso, llegaron al punto del enfurecimiento cuando el nuevo director deportivo Ali Curtis tomó la decisión de cesar al director técnico Mike Petke.

Así que no es ninguna sorpresa que New York haya adoptado una mentalidad de “nosotros contra el mundo” típica del desfavorecido que no se siente respetado. Desde entonces los Red Bulls se han mantenido firmes cargando ese complejo de inferioridad para mostrarle a todos los que dudaron de ellos y al resto de la liga que realmente son un equipo poderoso.

Y el equipo ha hecho justamente eso. No solo se encuentra en la cima de la Conferencia del Este, también fue el primer club en asegurar un boleto para los Playoffs la semana pasada, y ahora está metido de lleno en la pelea por volver a conseguir el Supporters’ Shield por segunda vez en los últimos tres años. Incluso, se podría considerar a los Red Bulls como los favoritos.

Así que dado el éxito en la cancha, ¿será posible que ese enfado por el complejo de inferioridad se haya desvanecido?

“Absolutamente no”, le dijo Dax McCarty a FutbolMLS.com. “Eso es algo que hemos cargado con nosotros toda la temporada. Los otros equipos hablan de nosotros  como un oponente peligroso, pero a nosotros no nos importa. Aun sentimos que tenemos que subir a otro nivel, y la única manera de llegar al máximo nivel al que podemos llegar es seguir cargando ese complejo de inferioridad, y salir a cada juego pensando que el rival no nos respeta a nosotros ni nuestras habilidades y lo que podemos hacer”.

publicidad

El ganarse el respeto ha sido un gran motivador para los Red Bulls en 2015, y en realidad ya han hecho bastante para ganárselo. Aun así, el mediocampista Sacha Kljestan cree que hay duda en el ambiente.

“Aun siento que la gente nos menosprecia”, dijo Sacha. “Al principio de la temporada nadie nos ponía como un equipo de Playoffs, tal vez se suponía que debíamos terminar quintos o sextos en el Este. Hemos hecho un buen trabajo en probarle a la gente que estaba equivocada, pero también en probarnos a nosotros mismos que tenemos un buen equipo, que tenemos una gran identidad como club y que continuamos progresando aun en la recta final de la temporada. Para nosotros, la motivación aún está ahí”.

La meta final aun está al alcance de muchos ya que la Copa MLS es el premio más preciado.

“Algunos equipos se vuelven naturalmente complacientes cuando les va bien. Pero lo grande de nosotros es que eso no nos sucede. Hemos aprendido que no somos lo suficientemente buenos para hacernos complacientes. Aún estamos aprendiendo de nosotros y estamos intentando encontrar nuestro mejor nivel, y nuca vamos a hacer eso si somos complacientes”, comento McCarty.

Con la meta ahora firmemente al alcance, los Red Bulls no pasaran el tiempo viendo hacia atrás para ver sus logros. Después de todo, el técnico Jesse Marsch tiene metas más grandes en mente.

“Hay muchas cosas pequeñas que aún podemos mostrar para que vean lo que somos y ganarnos el respeto de todos”, dijo Marsch. “Ultimadamente, eso nos lleva a encontrar maneras de ganar campeonatos. Tenemos una oportunidad frente a nosotros y todos lo sabemos. Nos ganamos el derecho de estar en una buena posición aquí al final del año, pero eso no significa nada”.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad