MLS

New York City FC y los Red Bulls vuelven a verse las caras en el Derby tras el histórico 7-0

El rendimiento de NYCFC mejoró sensiblemente en sus últimos dos partidos, los Red Bulls arrastran tres derrotas consecutivas en los últimos 10 días
30 Jun 2016 – 11:04 AM EDT

El New York Derby es -de momento- una rivalidad pintada de color rojo.

Estrenado el año pasado con la llegada de New York City FC a la MLS este clásico tiene a un único ganador. Los Red Bulls se impusieron en los tres partidos disputados en 2015 y comenzaron la serie de esta temporada con una goleada por 0-7 en el Yankee Stadium el 21 de mayo.

Un recuerdo demasiado fresco que todavía duele, y mucho, en el seno del equipo celeste. Pero la oportunidad de cobrar venganza para los jugadores de Patrick Vieira está cercana. El domingo 3 de julio a las 12 PM ET ( ESPN Deportes) los dos equipos del ‘área triestatal’ volverán al escenario del último enfrentamiento para medirse una vez más.



La espectacularidad del marcador del primer clásico neoyorquino de 2016 pudo haber servido como parteaguas para ambos rivales. Tras un muy mal inicio de año New York Red Bulls pudo comenzar a enlazar buenos resultados a partir de esa goleada, mientras que después del derbi NYCFC solamente sumó un punto en sus tres partidos inmediatamente posteriores.

Pero en las últimas dos semanas la situación de ambos equipos cambió de manera drástica. Los jugadores de Vieira (empujados por dos destacadas actuaciones de Frank Lampard y Andoni Iraola) vienen de cosechar dos victorias; una como local frente al líder del Este -Philadelphia Union- y la otra el pasado fin de semana en su visita a Seattle Sounders.



Por el contrario, para el conjunto de Jesse Marsch los últimos 10 días han sido verdaderamente desgraciados. El cuadro de Harrison, Nueva Jersey, solamente consiguió un empate en sus últimos tres compromisos, todos ellos lejos de casa.

Un 2-1 frente a Real Salt Lake y un 1-1 ante Columbus Crew, ambos dentro de la temporada regular de la liga. Y un 2-1 el miércoles frente a Philadelphia Union por los octavos de final de la U.S. Open Cup. En esos tres partidos RBNY marcó el primer gol, pero fue incapaz de mantener el resultado en los 90 minutos de juego. El clásico del domingo será el cuarto partido en línea como visitante para unos Red Bulls que vuelven a mostrar problemas defensivos.

Los aficionados y el entorno de New York City FC tienen motivos para ilusionarse con una primera victoria ante sus vecinos que sirva para comienzar a torcer la estadística frente al conjunto taurino. Por primera vez en mucho tiempo -tal vez por primera vez desde que comenzaron a competir en la Major League Soccer- los de la camiseta azul cielo parecen estar en pleno control de sus capacidades.



Al otro lado del río Hudson los Red Bulls lamen sus heridas en medio de su segunda mala racha del año. Corta, pero de efectos dañinos. Con más de un punto en común con los días previos al 0-7 de finales de mayo. Marsch -expulsado en el epílogo del choque de Copa ante Philadelphia Union- es uno de los mejores motivadores de la liga. Lo que para cualquier equipo podría ser un momento de crisis y temor antes de un clásico para RBNY puede ser una nueva oportunidad para relanzar su carrera a los Playoffs.

Cuarenta días más tarde los dos equipos del área de Nueva York regresan al escenario de la mayor goleada registrada este año en la liga. El City, con el deseo y el potencial de poder comenzar a inscribir su nombre en la historia del Clásico de la Gran Manzana. Los Red Bulls, con la idea de aumentar su ‘paternidad’ sobre su nuevo rival preferido.


RELACIONADOS:MLSNew York City FCNew York Red Bulls

Más contenido de tu interés