MLS

New England Revolution se metió a la final de la US Open Cup venciendo 3-1 a Chicago Fire

Con goles de Kei Kamara, Je-Vaughn Watson y Teal Bunbury, los Revs ganaron la semifinal y regresan a una final de Copa Abierta.
10 Ago 2016 – 10:09 PM EDT

New England Revolution venció 3-1 a Chicago Fire en la semifinal por la US Open Cup en el Gillette Stadium y alanzó su tercera final del torneo más anejo de los Estados Unidos.

Sin muchas dificultades, New England impuso condiciones sin tener que ser un dominador absoluto y agobiante y eso le bastó para conseguir un boleto que le da la posibilidad de romper una sequía de nueve años sin levantar un trofeo; la última vez que salió campeón fue precisamente en la US Open Cup (la única que han ganado) en 2007.

La primera mitad nos brindó al invitado de honor en tres oportunidades, dándole un rumbo prácticamente definitivo al encuentro.

El marcador lo abrieron los locales apenas pasado el cuarto de hora, mediante un penalti muy claro que el brasileño Rodrigo Ramos le cometió al uruguayo Diego Fagúndez. Kei Kamara no perdonó desde el manchón penal.

A Chicago le costó bastante contener a Kamara y al mismo tiempo buscar remontar. Pero finalmente a base de aferrarse a penetrar la defensa de los Revs por el centro, un balón filtrado a Davis Accam tuvo el efecto deseado. El habilidoso delantero del Fire, recortó a Watson y sacó el remate del empate al minuto 39.

Pero todo el esfuerzo de los visitantes, ellos mismos lo tiraron por la borda tan solo 90 segundos después en un balón parado – en el que además, corrieron con mala suerte.

En un tiro de esquina a primer poste, Kamara volvió a ganar y cabeceo a gol, un defensor de Chicago desvió y el balón dividido en el área chica lo aprovecho Watson. El defensor jamaiquino empujo el balón a la red anotando su tercer gol oficial como Rev, todos en un periodo menor a un mes, y tomo revancha del recorte de Accam que causó el empate.

El inesperado Je-Vaughn Watson se ha convertido en el héroe y goleador de New England Revolution en la US Open Cup y le ha redituado en colocarse en una final más a los Revs. Además de que el mismo Watson había sido verdugo del Fire a finales de julio, en un triunfo de 1-0.

El gol de la tranquilidad lo metió Teal Bunbury con un tiro cruzado desde los linderos del área grande en los minutos finales del partido.

New England regresa a una final tras haber perdido la MLS Cup en 2014 a manos de LA Galaxy, y ahora espera al ganador de la otra semifinal que jugara precisamente el cuadro angelino ante FC Dallas el miércoles por la noche.

RELACIONADOS:MLSNew England RevolutionChicago Fire

Más contenido de tu interés