MLS

Los Red Bulls asimilan la derrota en el clásico frente a NYCFC como una dura lección

El equipo de Jesse Marsch encadenó su cuarta derrota consecutiva, todas ellas registradas en partidos disputados como visitante.
3 Jul 2016 – 7:29 PM EDT

BRONX, NY - La derrota por 2-0 frente a New York City FC no podía llegar en peor momento para New York Red Bulls.

Tras cuatro partidos seguidos como visitante RBNY tuvo una cosecha muy magra. Apenas un punto frente a Columbus Crew de los 12 que el equipo de Jesse Marsch disputó inmediatamente después del break ocasionado por la disputa de la Copa América Centenario.

El jefe del cuerpo técnico y algunos de sus jugadores más importantes coincidieron en el análisis. El rendimiento de los Red Bulls merma de manera sensible fuera de casa y el equipo está obligado a encontrar una solución urgente para ese problema.



"Hay que entender que en esta liga uno tiene que jugar muchos partidos a mitad de semana", declaró luego del 2-0 el portero Luis Robles. "Quizás New York City FC hoy estaba más descansado, pero esa no es una excusa para nosotros. Al final del partido merecieron los 3 puntos."

"Por algún motivo, fuera de casa no hemos podido ser tan buenos como cuando jugamos como locales", agregó Robles. "Es fácil jugar en el Red Bull Arena, con una cancha grande y apoyo de nuestros hinchas", coincidió el volante Sacha Kljestan. "Allí podemos imponer nuestro juego, encontrar espacios, pero en otros estadios eso no es tan sencillo", explicó el enganche californiano. "Quizás solamente dos o tres equipos en toda la MLS tienen buenos registros como visitantes. Tenemos que encontrar la manera para tener mejores actuaciones en la carretera."

"New York City FC nos superó en todo hoy", profundizó Kljestan. "En la primera parte ellos fueron muy superiores y muy físicos en su juego contra Bradley Wright-Phillips y contra mí", explicó el volante ofensivo. "Por otra parte, volvimos a cometer los mismos errores que al comienzo de la temporada; los dos goles que nos anotaron definitvamente fueron evitables."

Pese a la cadena de malos resultados, ni los jugadores ni el cuerpo técnico del club taurino pierden las esperanzas de entrar a la postemporada. El resultado del domingo por la tarde no hace más que remarcar que a día de hoy las cosas se equilibraron bastante en el área de Nueva York. "NYCFC jugó con más agresividad y más deseo que en el partido del 7-0 y que en los otros partidos anteriores", se resignó Mike Grella. "Es una lección para nosotros. No somos perfectos. Tenemos que mejorar."


RELACIONADOS:MLSNew York Red Bulls

Más contenido de tu interés