MLS

Los colombianos Michael Barrios y Fabián Castillo brillan en goleada de FC Dallas 4-0 sobre Orlando City

Los argentinos Mauro Díaz y Maxi Urruti se combinaron para tres asistencias, los colombianos Michael Barrios y Fabián Castillo marcaron goles.
5 Jul 2016 – 11:27 PM EDT

FC Dallas arrolló el sector defensivo de Orlando City y lo goleó por 4-0 en el Toyota Stadium con pases de gol argentinos y un par de goles colombianos.

Los texanos tuvieron enormes facilidades en el último tercio del terreno de juego e hicieron relucir las fallas y los huecos que los Lions dejaron tanto en jugadas a balón parado como en movimiento, principalmente cuando los atacaban recargadas hacia la parte izquierda de Orlando.

El partido bien pudo terminar en 5-0 solamente en la primera mitad, y en la segunda la tónica fue similar con los atacantes de Dallas generando llegada tras llegada. Por lo que lo más sorprendente del resultado, quizás sea que dos de los cuatro goles terminaron siendo anotados por defensores de los Hoops.

Los primeros dos goles cayeron con 10 minutos de diferencia en el primer episodio.

Al minuto 11, a través de un tiro de esquina cobrado a primer palo, el zaguero Walker Zimmerman abrió el marcador, lo que sorprendió del gol es que no tuvo que utilizar su estatura. Lo increíble del gol es que se generó en un córner que cedió innecesariamente Darwin Cerén, tras una desesperante incapacidad de los púrpuras por despejar el balón a donde fuera y alejar el peligro.

El segundo al minuto 21, fue un ataque vertical de tres toques, en el cual Michael Barrios aprovechó una solitaria avenida para encarar en un mano a mano a Joe Bendik y picar su remate para hacer efectivo el pase filtrado de Maximiliano Urruti.

Luego transcurrieron 40 minutos, en los que los locales generaron jugadas de peligro de gol, una tras otra. Mauro Díaz tuvo un par de remates desviados, a Fabián Castillo Bendik le atajó un par de muy claras, Urruti tuvo otro par – una fue falla suya la otra fue una gran atajada del arquero del cuadro de Florida.

Pero al 61, nuevamente se rompió el cántaro. Esta vez fue con un tiro de castigo, el cual Díaz puso a primer poste nuevamente, aunque esta vez con servicio elevado, y el capitán Matt Hedges metió un contundente cabezazo.

El juego en ese momento parecía ya una cascarita para Dallas, con un Orlando que había tirado la toalla. Zimmerman incluso se animó a tirarse una chilena, Díaz tiro un cañito en el área y luego Bendik le atajó. Hasta que en el tiempo de compensación el resultado le hizo más justica a los sucedido cuando Tesho Akindele quedó solo ante Bendik, y le regaló su gol a Castillo para que anotara el cuarto tanto de la noche.

RELACIONADOS:MLSFC DallasOrlando City SC

Más contenido de tu interés