MLS

LAFC resuelve el dilema de contar con tres ‘9’ de calidad con rotaciones y un toque de filosofía Bielsa

Bob Bradley elige a su centro delantero entre el costarricense Marco Ureña, Christian Ramírez y Adama Diomande, basado en una cultura de meritocracia.
20 Sep 2018 – 11:19 AM EDT

A principios de agosto, Bob Bradley sumó otro centro delantero de calidad a Los Ángeles Football Club con el fichaje de Christian Ramírez, lo cual le trajo un dilema que todo entrenador quisiera tener.

Un problema que todos quisieran tener, con tres muy buenas opciones para tomar el puesto del ‘9’, en un esquema donde solo hay cabida para uno en el cuadro titular.

A la llegada de ‘Superman’ procedente de Minnesota United, se especuló sobre el futuro de Marco Ureña y Adama Diomande; ¿sería Ureña negociado en el mercado, o vendido? ¿Los problemas de lesiones de Dio eran más graves de lo que se pensaba? ¿Esta Bradley considerando cambiar su sistema para acomodar a dos centros delanteros?


Ureña no se fue a ninguna parte. Diomande ha vuelto a jugar, aun cuando viene lidiando con lesiones de menor grado. Y LAFC ha utilizado su tradicional 4-3-3 en cada partido desde entonces, y al estilo Marcelo Bielsa cuando tuvo a Gabriel Batistuta y Hernán Crespo, no hizo modificación alguna para poner a ambos goleadores; se murió con la suya.

Así es como Bradley ha manejado la situación del ‘9’ hasta ahora en los últimos 6 partidos de los angelinos:

- Ramírez inicio de titular en 3 partidos, y en 2 más ingreso de cambio. Ha anotado 2 goles
- Ureña inicio de titular en 3 partidos, y en 1 ocasión no fue convocado al partido en turno. Ha anotado 1 gol.
- Diomande ingreso de cambio en 1 partido, y en 4 ocasiones no fue convocado a los partidos en turno. Ha registrado 1 asistencia.


Es de notarse, que en ni una sola ocasión, los tres delanteros entraron dentro de la plantilla de 18 jugadores convocados a un encuentro, aunque cabe mencionar que la ausencia de Diomande responde más a temas de lesiones que a decisiones tácticas. Su única participación fue ingresando de cambio ante Colorado Rapids, y desde aquel 19 de agosto no ha estado en condiciones de estar convocado a los encuentros y su status para el fin de semana próximo es aún una interrogación.

En esos seis partidos desde la llegada de Ramírez, LAFC registra 3 ganados, 2 empates y un descalabro. Lo cual mantiene al equipo sólido en la tercera plaza del Oeste, pero sin alejarse lo suficiente de su perseguidores y quedando ligeramente rezagado de la pelea por la cima.

Los delanteros de los angelinos no han estado particularmente enrachados en este periodo, a pesar de que el cuadro negro y oro sigue contando con una de las ofensivas más poderosas de la liga.

Y Bradley, en lugar de decantarse por un titular indiscutible, ha optado por continuar con la meritocracia que ha venido profesando desde el arranque de la campaña, la cual da cabida a las rotaciones.


Cuando Dio estaba anotando goles a diestra y siniestra, Ureña se fue al banco de suplentes aun cuando venía de jugar la Copa del Mundo con Costa Rica; cuando Latif Blessing estaba encendido, continuaba jugando. Después de que Ramírez anotó un doblete, fue titular en los siguientes dos duelos. Luego se enfrió y Ureña recibió nuevamente la titularidad, la cual aprovecho anotando.

Para Bradley, si tus actuaciones ameritan minutos, los tendrás, sin importar que etiqueta tenga el jugador.

Con seis partidos por delante antes de los Playoffs, el estratega de los angelinos puede continuar con su metodología, o bien, esperar a que alguno se enrache, y haga la decisión más fácil para él.

Un problema que resolver semana a semana, que la mayoría quisieran tener.

RELACIONADOS:MLSLos Angeles Football ClubLos Angeles Football Club | MLS | 2018

Más contenido de tu interés