null: nullpx
LA Galaxy

La polémica sigue: Ibra y defensor de Real Salt Lake no hicieron las paces

El sueco intentó pedir disculpas tras la victoria 2-1 de LA Galaxy, pero fue rechazado por Nedum Onuoha en el vestuario visitante.
29 Abr 2019 – 12:03 AM EDT

Carson, CA -- Zlatan Ibrahimovic no solo marcó este domingo su octavo gol de la campaña y le dio los tres puntos al LA Galaxy, sino que en el camino dejó un par de disgustados rivales. Algo que al ‘León Sueco’ no parece afectarle mucho sino mas bien agradarle.

Ibra y el defensor de Real Salt Lake Nedum Onuoha mantuvieron un duro duelo durante todo el partido. De hecho, una falta del capitán de LA Galaxy al número 14 de la visita, generó la tarjeta amarilla para Zlatan en el minuto 60, cuando el partido aún estaba 1-0 en favor del local.

“Fuimos excelente en la primera parte, en la segunda creo que estuvimos un poco cansados y no pudimos mantener la posesión. Es el tercer juego de esta semana, pero al menos ganamos y conseguimos lo que queríamos”, explicó el sueco sobre el accionar del partido.


Pero cuando llegó el segundo gol de LA Galaxy, que marcó la diferencia definitiva (minuto 78), Ibrahimovic se encaró una vez más con Onuoha y pareció celebrarle en la cara.

Tras la victoria, el goleador desestimó la situación. “Lo que pasa en el campo se queda en el campo”, empezó por lanzar el ‘León Sueco’ antes de explicar sus motivaciones personales para ser agresivo en los duelos individuales.

“Me gusta sentirme vivo cuando se trata de los duelos. Algunas veces me duermo y no me gusta sentir eso, necesito activarme para que no se vuelva todo fácil”, explicó.


Zlatan intentó cerrar el tema con una de sus máximas, “Cuando me siento de mal genio (en el campo de juego) me siento bien”, soltó.

Visita al camerino visitante

La situación se extendió más allá del partido, pues el capitán de LA Galaxy visitó el camerino de Real Salt Lake antes de entrar al suyo. El defensor de la visita no recibió con agrado la presencia de Ibrahimovic.

“Vino (Zlatan) a disculparse, porque a partir del minuto 60 empezó a decirme que me iba a acabar, que me iba a hacer daño”, contó el número 14 de Real Salt Lake.

Onuoha, aún molesto, aceptó que no recibió las disculpas. “Este es un tipo (Ibrahimovic) que se hace llamar él mismo la cara de MLS y esta es la forma en que juega en el campo. Pero no se dicen esas cosas en el campo, no me importa, no acepto sus disculpas, es inaceptable”, cerró.


El capitán de LA Galaxy por su parte, restó importancia a su visita al camerino del visitante. “Fui a darle la mano y ya. No hay mucho lío”, empezó por decir de la razón que lo llevó al vestuario de Real Salt Lake.

Y al insistirle en los detalles de su cara a cara tras el partido, el goleador no se salió de su libreto, “Fui a darle la mano, no paso nada, no es nada trascendental”.

RELACIONADOS:LA GalaxyZlatan IbrahimovicReal Salt Lake

Más contenido de tu interés