La leyenda del dragón dorado, “remandó contracorriente” y los simbólicos tatuajes de Leandro González Pírez

El defensor argentino de Atlanta United participó en la serie “Inked” del club, y pasó a visitar a sus ex compañeros de Estudiantes de la Plata.

El defensor argentino del Atlanta United, Leandro González Pírez, es de la creencia de que si te cruzas con alguien que porta tatuajes de manga, podrías aprender más de quien son preguntándoles sobre el significado de ellos que de cualquier información que una biografía podría ofrecer.

Como parte de la serie “Inked” producida por el club de Georgia, González Pírez exhibió sus tatuajes en una sesión fotográfica y explicó a detalle el significado de cada uno de ellos.

A diferencia de varios futbolistas o personas que gustan de colocarse tatuajes en varias partes del cuerpo, el argentino los lleva prácticamente todos en su brazo izquierdo, dándole forma a una manga.


Una de las imágenes más notorias, son las escamas de dragón y el pez Koi que rodean su bíceps. Leandro explica que la leyenda dice que un cardumen de peces Koi estaban nadando rioo arriba, pero cuando se toparon de frente con una colosal cascada decidieron dar vuelta atrás, excepto por uno, que siguió peleando y brincando por cientos de años hasta que alcanzó la cima.

Los dioses al ver la determinación del valiente Koi, lo convirtieron en un dragón dorado.

Ese arte representa para Leandro el “siempre remandó contracorriente”, simbolizando lucha y perseverancia. Atributos que el argentino emana en su aguerrido estilo de juego.


Otros de sus tatuajes incluyen la colorida flor Peonia o “Peony”, la cual simboliza romance, prosperidad y honor, además de buena fortuna en su matrimonio, que al parecer le da resultaos ya que presume de una feliz vida a lado de su esposa.

Finalmente, también tiene letras en japonés en el bíceps y en la muñeca. Palaras que se traducen en “familia” y “amistad”.


Hablando precisamente de amista y familia, González Pírez se encuentra actualmente en su natal Argentina debido a las vacaciones del club rojinegro tras la eliminación de los MLS Playoffs, y estuvo visitando a sus excompañeros de Estudiantes de la Plata.