Kellyn Acosta, el arma secreta del FC Dallas que busca eliminar al Pachuca

El mediocampista de contención, surgido de la cantera de los texanos, suele ser un jugador anónimo en el radar de los rivales pero es vital para Dallas.
4 Abr 2017 – 11:59 AM EDT

FC Dallas tiene uno de los planteles más fuertes de la MLS y del área de CONCACAF, sus dos títulos del año pasado y su presencia en las semifinales de la Liga de Campeones lo avalan.

Los nombres como el del argentino goleador Maxi Urruti, el creativo Mauro Díaz, el ecuatoriano Carlos Gruezo, o los recientes fichajes como el paraguayo Cristian Colmán y el marfileño-belga Roland Lamah suelen llevarse los encabezados.

Y cuando se habla de la cantera de los texanos, los primeros nombres que sobresalen son los de los arqueros mexicanos de selecciones juveniles como Richard Sánchez y Jesse González, o incluso mediocampistas como Víctor Ulloa o el delantero canadiense Tesho Akindele.

Pero un jugador surgido de las juveniles de Dallas y que se ha convertido en un arma letal del conjunto dirigido por el colombiano Oscar Pareja es Kellyn Acosta. El mediocampista nativo de los suburbios de Dallas es una auténtica joya del fútbol estadounidense y un arma extremadamente eficiente en el exitoso esquema del técnico Oscar Pareja.

ACOSTA, EL EQUILIBRIO DEL MEDIOCAMPO

Acosta es el punto de equilibrio entre la línea defensiva, la transición en mediocampo y el ataque texano. Debutó en 2013 con 18 años recién cumplidos, para 2015 se convirtió en un habitual y en 2016 ya era un indiscutible en un poderoso equipo que conquistó la US Open Cup y el Supporters’ Shield.

Cubre una cantidad de terreno impresionante en cada partido. Las estadísticas vistosas como goles y asistencias no lo hacen destacar, pero es uno de los medios de contención más completos de la MLS y del fútbol estadounidense.

Pero a sus tremendos atributos como medio escudo que frecuentemente ponen en los reflectores a sus compañeros, el chico de apenas 21 años, ya ha mostrado evolución y ha incorporado otras virtudes que lo hacen un arma aún mucho más peligrosa.

Como su espectacular pegada a balón parado con pierna derecha, que le valió el triunfo al FC Dallas en el partido de ida ante el Pachuca y que tiene a los Hoops con medio boleto en la gran final del torneo continental.

Su calidad y desempeño quizás han pasado desapercibidos para muchos, pero no para la selección estadounidense, donde ya jugó mundiales juveniles y ha jugado con la selección absoluta – un potencial sucesor natural de Michael Bradley y Jermaine Jones en el centro del campo.

De continuar en su ascendente y cada vez mas imprescindible rendimiento para Dallas, seguramente muy pronto dejara de ser un arma secreta y se convertirá en el hombre a anular por parte de los rivales. Pero por lo pronto, y como le sucedió a los Tuzos recientemente, se aprenderán su nombre de la manera difícil; sufriendo con cada balón que Acosta robé, que distribuya, con cada cobertura, y con el ocasional golazo que ponga en el ángulo y defina un partido clave.

RELACIONADOS:MLSFC DallasPachuca