MLS

Jozy is back! Altidore está en un nivel ascendente en Toronto FC, tras preocupante lesión

El resurgimiento de Altidore tras volver de una lesión, ha beneficiado en abundancia a Toronto FC y a la productividad de Sebastian Giovinco.
24 Ago 2016 – 4:27 PM EDT

Ya todo mundo sabe que en Toronto FC hay un tipo que se llama Sebastian Giovinco y que él solo es capaz de generar toda la ofensiva del cuadro escarlata, anotando goles de casi todas las manufacturas posibles y poniendo pases de gol a diestra y siniestra.

Pero difícilmente podrán aspirar más allá de meterse a los Playoffs si no hay otro hombre al frente de peso. Es por ello, que ha tomado una suma importancia que el también Jugador Franquicia, Jozy Altidore, este de regreso tras una lesión que lo marginara desde mayo – incluyendo quedarse sin Copa América Centenario en junio – y este teniendo actuaciones relevantes que liberen al italiano de todo el peso ofensivo.


Altidore está actualmente en una racha tan productiva como la de Giovinco, participando directamente en cada encuentro con un gol o asistencia.

Los números de Jozy quizás no sobresalten tanto porque apenas está produciendo en 2016 y porque ante los números e importancia de Giovinco se ven opacados, pero el goleador estadounidense está muy cerca de un nivel superlativo que tiene a Toronto a tan solo un punto de ser líder de la Conferencia Este.

DESALENTADOR INICIO DE CAMPAÑA

Altidore se perdió los dos primeros partidos de la temporada 2016 por otra lesión. Ingreso de cambio en las siguientes dos fechas sin producción relevante, y en las subsecuentes dos fechas puso un pase para gol en un empate de 1-1 y triunfo de 1-0. Luego jugo cuatro partidos consecutivos sin producir nada – en el último, solo jugó 38 minutos, por la lesión que lo margino gran parte del verano.

ÉPOCA DE VACAS FLACAS

El goleador estadounidense se perdió nueve fechas con el cuadro canadiense, tiempo en el que el equipo gano dos partidos, empato cuatro, y perdió tres. Una cosecha de 10 de 27 puntos posibles que relegaba al club de las primeras posiciones. Giovinco atravesó una sequía, y el equipo no veía por donde mejorar ofensivamente si el italiano no salía en un día inspirado.

EL REPUNTE

Hace exactamente un mes, el 23 de julio, Altidore volvió a la actividad en un partido competitivo. Y las cosas empezaron a cambiar para Toronto.

En su regreso, Jozy vino desde el banco de suplentes, y solo jugó 18 minutos sin producir nada. Toronto gano por goleada ante DC United. Convengamos en que su actuación no fue lo que provoco la holgada victoria, pero a partir de ahí vino el repunte tanto del equipo como de Altidore – quien quizás sintió la confianza de sentirse bien en su regreso sin molestias físicas.

En los siguientes tres partidos, Toronto también gano, sumando cuatro al hilo. Altidore fue usado como revulsivo en la recta final de los partidos, jugando un promedio por encima de la media hora por partido y en todos le sumó a sus estadísticas. En las goleadas de 3-0 y 4-1, ante Columbus y New England respectivamente, marcó gol. Y ante Real Salt Lake, en una apretada victoria de 1-0, el puso el pase para gol.

En los últimos dos partidos, el técnico lo volvió a alinear de titular, dejándolo jugar poco más de 70 minutos en ambos duelos. Altidore respondió en ambas visitas con goles – uno ante Houston para empatar 1-1 y otro ante Philadelphia para ganar 3-1.



Es decir en los últimos cinco partidos, Jozy ha celebrado un gol o metido una asistencia – y en los últimos tres ha marcado gol. Además, desde el regreso de Altidore con los Escarlatas, están invictos con cinco victorias y un empate.

EL “ROBÍN” DE LA “HORMIGA ATÓMICA”

En la ausencia de nueve partidos de Altidore durante el verano, Giovinco jugó en ocho partidos de esos. El italiano atravesó su sequía goleadora más prolongada desde su llegada a la MLS, sin marcar un solo gol, y apenas registrando dos asistencias. Bajísima producción para el MVP con mejores números de la historia.

Pero, desde que regreso Altidore, Giovinco volvió a explotar al registrar hat-tricks en dos encuentros, más un par de goles más y cuatro asistencias. Esos ocho goles, son la mitad de los 16 que hoy lo tienen como el máximo goleador de la MLS. Y las cuatro asistencias son más de un tercio del total que tiene en la campaña que lo colocan como el segundo mejor en ese departamento con 11.



Desde el primer partido del 2015 que jugaron juntos, hubo entendimiento entre Altidore y Giovinco. Y aunque el italiano ha sabido sobrellevar por varios lapsos la ausencia del otro hombre de peso, se hizo ya muy difícil cuando los rivales tenían muy claro que solo había que hacerse cargo de él.

Con Altidore de vuelta, la situación es distinta, sobre todo cuando en 14 partidos totales jugados en 2016, en la mitad suma con un gol o asistencia (4 goles, 3 asistencias). Y la especulación es que aún está por explotar, ya que en el cierre del torneo y pensando en Playoffs ya jugaría los 90 minutos. Y todos saben que llegar al punto más alto de rendimiento a noviembre puede ser la diferencia entre salir campeón o quedarse en la orilla.

RELACIONADOS:MLSToronto FCJozy Altidore

Más contenido de tu interés