Giovanni Savarese en vísperas de un cumpleaños que busca celebrar alargando el invicto de Portland

Los Timbers ostentan la racha sin descalabros actual más extensa de la MLS, y el técnico venezolano es responsable del buen accionar.

El sábado, el director técnico de Portland Timbers cumplirá 47 años de edad. Pero la celebración, y quizás el mejor regalo futbolístico, sucederían hasta el domingo en el partidazo ante Los Ángeles Football Club en busca de alargar a 12 partidos sin derrota la racha del club de Oregón.

Giovanni Savarese, es el hombre en el banquillo de Portland que tiene a los Timbers en su más prolongada racha histórica en calidad de invicto. Él es también el cumpleañero.

Hoy suena todo fantástico para el venezolano que está en vísperas de acercarse a su quinta década en este planeta. Pero lo de hoy, era difícil de creerse cuando recién fichó, cuando la incredulidad reinaba entre los aficionadas leñadores, ya que tomaba a un equipo que venía de una gestión desde la dirección técnica bastante exitosa.


Se hizo a un más difícil de creer tras las primeras cinco fechas que disputo, en las cuales no pudo sacar ni un triunfo y de paso le sacaron un par de resultados de la bolsa.

En abril, habría habido quien apostara que Savarese no llegaría a mitad de julio, a su cumpleaños, como entrenador de Portland.

Pero desde entonces, Savarese no solo ha conseguido los resultados favorables, sino que también le ha impreso su idea futbolística, una idea que se nota en la cancha. En casa son imbatibles, y son uno de los visitantes con uno de los récords más respetables de la liga en ese departamento. Son cuartos de la Conferencia Oeste empatado en puntos con Real Salt Lake, pero con tres partidos menos jugados que el Club de Utah.

Y si, también le gano su primer clásico de Cascadia a Seattle Sounders.

En su segundo día con 47 años de edad, Savarese enfrentara una muy dura prueba, una que de salir avante provocaría un golpe de autoridad muy fuerte y podría ser el punto de inflexión para soñar en que su equipo esta para mucho más que simplemente conseguir el boleto a los Playoffs.


La prueba es el LAFC dirigido por Bob Bradley. El equipo de expansión que está teniendo la mejor temporada en la historia para un conjunto debutante en la MLS. Son sublíderes del Oeste, son una máquina de hacer goles, están igualmente invictos en casa – donde jugaran ante Portland – y cuando se pensaba sufrirían por las ausencias mundialistas y por lesión, terminaron saliendo más fuertes con los “suplentes” que levantaron la mano y hacen ahora dudar a Bradley de quien debe estar en el once titular.

Si Savarese quiere darse un regalo en Los Ángeles, va a necesitar que sus pupilos le echen una mano con actuaciones sobresalientes. Algo que no cabe duda que intentaran Diego Valeri y compañía, pero que no será para nada sencillo de concretar.


RELACIONADOS:MLSPortland Timbers