publicidad

El viaje de Kei Kamara: de las pesadillas de la Guerra Civil a ser el goleador de la MLS

El viaje de Kei Kamara: de las pesadillas de la Guerra Civil a ser el goleador de la MLS

El goleador de la MLS en 2015 todavía tiene pesadillas por la Guerra Civil en Sierra Leona; una nueva vida en EEUU.

Kei Kamara: 25 goles en nueve meses, ninguno de penal UniMás

Tenía apenas seis años y a la salida de la escuela escuchaba los ruidos de las ametralladoras. La guerra civil había estallado en Sierra Leona antes de que Kei Kamara aprendiera a escribir o a sumar.

Disparos, corridas y sangre eran escenario cotidiano en Kenema, la tercera ciudad en Sierra Leona. El sureste del país, rico en la producción de diamantes, fue el escenario del comienzo de una guerra que duraría 11 años.

Las polvorientas calles de tierra del centro de la ciudad se convirtieron en un campo de batalla por los Frente Unido Revolucionario (RUF) y el ejércitos. “Todavía tengo pesadillas por la guerra”, aceptó Kamara en el especial MLS Insider.

Mientras su madre había emigrado a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades para su único hijo, el hoy goleador de Columbus Crew vivía con su tía y sus primos, a quien hoy considera sus hermanos. “La primera vez que estaba en la escuela y escuché los disparos salí corriendo hacia mi casa, pero luego recordé que había olvidado a mis primos, entonces volví a buscarlos y estaban esperándome”, recordó Kamara.

El contexto era cada vez más preocupante. La violencia iba en aumento y los rebeldes armados reclutando niños para sus ejércitos era parte de la vida diaria. Una de las primas de Kamara fue asesinada por un grupo de rebeldes (RUF) al negarse a tomar las armas. No la única bala que tocó de cerca de Kamara. Tiempo más tarde, estaban en la casa y una bala perforó la ventana y se incrustó en la pared, apenas arriba de donde estaba Kei. “Nos pregutábamos si íbamos a poder salir de eso. Si esa bala me pegaba, tal vez nunca hubiera visto a mi madre otra vez”, reconoció el delantero de Columbus Crew.

publicidad


Los Kamara buscaron la forma de escapar de Sierra Leona y usaron un bote para navegar el océano Atlántico rumbo al norte y desembarcar en Gambia. 

El viaje de Kei Kamara rumbo a casa | MLS Insider UniMás

“Podías ver el agua entrando en el bote y nos preguntábamos si íbamos a llegar”, detalló Kamara. Una vez que tocaron tierra en Gambia, Kamara y su familia formó parte del programa de refugiados.

“Para mí Estados Unidos es una tierra repleta de oportunidades, y no es algo que se dice o está escrito, es algo cierto, real”, dijo Kamara tras un entrenamiento la semana anterior. “Para un montón de gente que está sufriendo y luchando en sus países, llegar a Estados Unidos es lo mejor que pueden hacer. Para mí, viniendo desde Sierra Leona calificando al programa de refugiados fue increíble, fue el día más feliz de nuestras vidas”, expresó.

Lógicamente que son momentos inolvidables en la vida de Kamara. “Al lugar donde íbamos a hacer las entrevistas para obtener nuestras visas en Gambia lo recuerdo porque después de ser aprobados nos poníamos a bailar de la felicidad. Estábamos tan nerviosos para saber si calificábamos y cuando finalmente supimos que toda la familia estaba en ese vuelo y teníamos la oportunidad finalmente de salir de esa situación”.

“No era sólo yo, éramos cientos de personas que íbamos a la embajada y cuando supimos que viajábamos éramos los más felices, porque íbamos a un país donde las cosas son más estables para poder vivir una vida normal”, rescató .

Los Kamara llegaron en pleno invierno a Maryland. Cuando dejó de nevar y las temperaturas se hicieron un poco más cercanas al calor africano, un flaco y espigado Kamara no dudó en ir a probarse al equipo de fútbol local.

Podías ver el agua entrando en el bote, nos preguntábamos si íbamos a llegar.


“Ser parte del equipo fue como ser parte de una familia”, decía Kamara, que utilizó a la pelota como medio para integrarse a una nueva sociedad, a una nueva cultura y costumbres.

Su capacidad atlética y su talento le dio una gran ventaja que supo aprovechar para marcar goles con sus equipos. Así llegó al SuperDraft de 2009, donde Columbus Crew lo seleccionó en la novena posición.

Sin embargo, el comienzo no fue fácil. Kamara, en ese entonces de 20 años, quería demostrar que estaba listo para jugar en la liga y su ansiedad en la cancha le jugaba en contra. Se apuraba en las definiciones y no siempre elegía la mejor opción. “Todavía no estaba completamente formado. De hecho jugaba por las bandas”, recordó Guillermo Barros Schelotto en comunicación con FutbolMLS.com.

publicidad

Después de dos años malos con la Pandilla de Ohio, Kamara pidió ser transferido. Primero a San Jose Earthquakes y luego a Houston Dynamo. No hizo pie hasta que llegó en 2010 a Kansas City. En los entonces "Wizards" empezó a ganarse una reputación como goleador. 


Sus goles lo llevaron a la Premier League, donde tuvo un paso por Nowrich y luego por Southampton. Cambios de entrenador y una lesión de rodilla lo llevaron a abandonar Inglaterra para volver a casa. Su hogar terminó siendo Columbus Crew, donde se instaló para esta temporada con su mujer y su hija. 

Relacionado
Filas para conseguir los últimos tickets en Columbus.
Columbus Crew anuncia que las entradas para la MLS Cup están agotadas
Columbus Crew tuvo un adicional de entradas a la venta, pero volaron esta mañana.

Kamara se sintió cómodo desde el comienzo y esta temporada rompió todos sus registros como goleador. El africano gritó 25 goles en este 2015 y lideró a la Pandilla de Ohio hasta la final de la MLS Cup.

El domingo (4pm ET | UniMás) podría cerrar su círculo y ser campeón con el club que lo convirtió en profesional.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad