MLS

El vacío en un muro, en la sede del club, le recuerda Toronto FC su obligación de ganar su primer título de MLS en la historia

Como un permanente recordatorio de sus objetivos, el club canadiense reservó un lugar para los trofeos de la Copa MLS y la Liga de Campeones de la CONCACAF.
6 Dic 2017 – 2:32 PM EST

TORONTO, ON -- Lo primero que uno ve cuando entra a las oficinas del centro de entrenamiento de Toronto FC es lo que en el club canadiense bautizaron como 'el muro de los trofeos'. En esa pared hay tres espacios, y uno de ellos contiene el trofeo del Campeonato Canadiense, el torneo de copa doméstica que el conjunto escarlata obtuvo este año para esta ocasión. Los otros dos -reservados para la MLS Cup y el trofeo de la Liga de Campeones de la CONCACAF- están vacíos. Y funcionan como un recordatorio permanente de que el conjunto de la provincia de Ontario está llamado a hacer cosas grandes.

"Funciona de esa manera", aceptó el entrenador Greg Vanney tras el entrenamiento de este miércoles. "Cuando llegamos aquí aprendimos sobre la cultura ganadora de este equipo. Los espacios vacíos para los trofeos nos ayudan a recordar siempre que debemos llenarlos", sentenció quien fue elegido como el Entrenador del Año 2017 en la MLS, y que prepara a su plantel para la segunda final de la liga consecutiva. El sábado el TFC se volverá a jugar una carta grande frente a Seattle Sounders, el campeón del año pasado.

"No se si todo el mundo mira a esa pared cuando entra al entrenamiento", especuló Vanney. "Pero cuando la miras sientes que quieres ser parte de eso. Lo que esperamos es que ese lugar un día esté lleno de trofeos. Tenemos mucho trabajo por delante. Todo el mundo sabe por qué está aquí y que tiene que cumplir su papel para poblar de trofeos ese muro".

El goleador, programado para jugar

Jozy Altidore apenas compartió unos minutos con sus compañeros de equipo en la práctica del miércoles. "El hizo lo que necesitábamos que hiciera hoy", explicó Vanney. "Estuvo poco en la cancha, pero mucho de puertas adentro. Esto es un proceso y esperamos que mañana se entrene con el resto del plantel".

La final del sábado por la tarde (4 pm ET, UniMás) se jugará bajo un frío considerable. "La temperatura no va a afectar a Jozy más de lo que pueda hacerlo con el resto del plantel", argumentó Vanney. "No esperamos que el clima afecte a ninguno de nuestros jugadores. Esta es una final y todo el mundo quiere estar en ella.

"Jozy está donde pensábamos que iba a estar en términos de la recuperación de su lesión", aclaró Vanney. "Potencialmente está un poco mejor que lo que esperábamos. Está en buena forma". Palabras que -sin ser una confirmación expresa- indican que en los planes del cuerpo técnico no figura la posibilidad de no contar con el potente delantero, que decidió la serie final de la Conferencia Este gracias a su gol frente a Columbus Crew.

Preparación dentro de un clima de distensión

La presión sobre Toronto FC es palpable. El conjunto se siente 'obligado' a ser campeón. Su excelente campaña en la temporada regular, los récords que el equipo ha establecido, las figuras que integran su plantel y la masiva respuesta de su afición lo impulsa a probarse el traje de campeón que hasta ahora le ha sido esquivo. Sin embargo, Vanney prefiere que su equipo se aparte un poco de la euforia que lo rodea.

"Para nosotros es muy difícil estar extremadamente concentrados en el día a día y al mismo tiempo mantener la tensión para la final", argumentó. "Hemos trabajado durante todo el año para disfrutar de este momento. Lo que quiero es que el sábado el equipo esté lo suficientemente 'suelto' como para poder jugar bien, pero al mismo tiempo que todo el mundo tenga muy claro cuál es su responsabilidad".

La responsabilidad -de la que los 'escarlatas' no quieren ni pueden escapar- está marcada por la necesidad imperiosa de agregar trofeos en el muro que por ahora no está completo.


RELACIONADOS:Toronto FC