null: nullpx
MLS

El New York Derby enfrentará a dos hermanos divididos por dos colores

RJ, lateral de New York City FC ha jugado los cinco clásicos disputados hasta ahora. Brandon, en cambio, todavía espera su primera chance con RBNY.
21 Jul 2016 – 5:16 PM EDT

Es una de las rivalidades más aguerridas de toda la escena deportiva de la ciudad de Nueva York y sus alrededores, pero hay una familia Allen -de Old Bridge, en Nueva Jersey- el derby entre New York City FC y los New York Red Bulls es una oportunidad de celebrar y alentar a ambos equipos.

En la escuadra celeste está RJ Allen, lateral y titular en el conjunto dirigido por Patrick Vieira. En el conjunto rojo de Jesse Marsch está su hermano menor, el delantero Brandon Allen.


RJ ha disputado las cinco ediciones del New York Derby que se han disputado hasta el momento. Brandon, por ahora, ha sido un espectador de la mayor rivalidad futbolística en el mercado de ‘la Gran Manzana’.

A pocas horas del enfrentamiento (que se jugará en el Red Bull Arena el domingo 24 de julio, 1 PM ET, Fox Deportes) la emoción en ambos hermanos va en aumento, como ocurre con cualquier aficionado. “Si tengo la ocasión de enfrentarlo cara a cara lo voy a hacer, seguro”, manifestó Brandon. “Durante los 90 minutos de juego todo vale”, explicó RJ. “Cuando el partido termina, él vuelve a ser mi hermano.”



El difícil camino de RJ hacia la MLS

El camino de RJ hacia la MLS no fue fácil. Inicialmente escogido por Chivas USA en el Draft Complementario de 2012, el talentoso lateral por derecha nunca llegó a un acuerdo final con el desaparecido club angelino y firmó con el equipo de Skive IK de Dinamarca.

Antes de retornar a casa jugó 13 partidos en la primera división danesa. Al volver a poner pie en Nueva Jersey -sin ofertas de equipos profesionales- aceptó la posibilidad de ser técnico de un equipo infantil. Mientras tanto, se probó sin fortuna con equipos como Orlando City, D.C. United y New York Cosmos.

Esa fase de decepción laboral incluyó también una breve prueba con New York City FC, donde trabajó durante algunas semanas junto a David Villa y Mike Grella. Pero esa tampoco sería la opción definitiva. La gran oportunidad para RJ llegaría tras una conversación con Jason Kreis, por entonces head coach de NYCFC.

“Fue un llamado que había esperado por muchísimo tiempo”, recuerda. “Siempre sentí que tenía la calidad como para poder jugar en la MLS e incluso ser un futbolista destacado en mi posición, pero nunca daba con el momento o la oportunidad adecuados para mí.”

RJ debutó con New York City FC el 3 de mayo de 2015, en un partido contra Seattle Sounders. Una semana más tarde sería titular frente a los Red Bulls. Desde ese momento el jugador de 26 años fue titular en 25 de los 28 encuentros que disputó con la camiseta celeste.


Brandon todavía espera su oportunidad

Con cuatro años menos que su hermano mayor Brandon todavía espera su oportunidad de jugar el clásico local. El más pequeño de los Allen sabe que la presencia de jugadores como Bradley Wright-Phillips y Gonzalo Verón dificulta la posibilidad de que un novato como él pueda disfrutar de minutos en el derbi.

La progresión de Brandon en la academia de RBNY era muy prometedora, pero esa carrera se vio parcialmente frustrada cuando decidió unirse a la Universidad de Georgetown, donde marcó 50 goles en 91 partidos. Esa situación lo hizo dudar entre postularse para el SuperDraft de la MLS o regresar a los Red Bulls para convertirse en un jugador de cantera del equipo taurino. Finalmente, la segunda opción es la que se impuso, y el 21 de diciembre del año pasado firmó su contrato con el equipo de Nueva Jersey.

Brandon es hoy un habitual en la formación de los Red Bulls II en la USL, equipo con el que marcó 8 goles en 15 partidos. Y también ha tenido la ocasión de debutar en el primer equipo el 28 de mayo, en el partido en el que RBNY derrotó por 3-0 a Toronto FC.

“Es mi primer año, y uno tiene que entender que hay otros jugadores antes en la preferencia del entrenador”, expresó Brandon. “Debo ser paciente y seguir trabajando. Mi oportunidad llegará.”

Una familia, dos colores

“Nuestra familia está bendecida”, dice Beatrice, la madre de los hermanos Allen. “Los dos están cerca de casa, jugando para dos de las mejores organizaciones de la liga.”

“Como madre, en esos tres clásicos del año terminas apoyando a tus dos hijos y no eres aficionada de ninguno de los dos equipos”, asegura la progenitora de los hermanos futbolistas. “Por tres días al año para nosotros no se trata de defender unos colores determinados.”

La tía de Brandon y RJ, Ann Marie Davis, encontró la solución ideal para los días de clásico neoyorquino. Tomando la mitad de las camisetas de ambos hermanos creó un uniforme que mezcla los colores y el diseño de los uniformes de ambos equipos. Esa casaca innovadora y fraternal debutará el domingo y será lucida por toda la familia Allen en la platea del Red Bull Arena.

“Ojalá los dos puedan jugar”, se ilusionó Beatrice. “Sería un momento que todos en la familia recordaríamos.”


RELACIONADOS:MLSNew York Red BullsNew York City FC

Más contenido de tu interés