MLS

El genial movimiento de Óscar Pareja para evolucionar el juego de Maxi Urruti y el ataque de Dallas

El argentino paso de ser el hombre gol, a convertirse en un nueve y medio con la visión y toque de un ‘10’ y el olfato goleador de un ‘9’.
28 Sep 2018 – 1:38 PM EDT

Jugadores clave de FC Dallas van y vienen en los últimos años, pero el que perdura en el club texano y rindiendo a cabalidad, es Maxi Urruti.

El argentino se ha convertido en la cara ofensiva de los Hoops durante los últimos tres años, y aunque no está en su mejor racha goleadora, podría estar en su mejor momento en la escuadra que dirige Óscar Pareja, ya que ha encontrado en un nuevo rol para hacer daño sin tener que marcar él los goles, de hecho esta en su mejor campaña en el departamento de pases para gol.

Con la llegada de Dominique Badji, un centro delantero nato, y el resurgimiento de otro ‘9’ como Cristian Colman, Urruti ha pasado a un papel más de armador, más como un nueve y medio, capaz de poner un balón como un ‘10’ pero también con el olfato goleador de un ‘9’.


Durante los últimos cuatro compromisos de los texanos del norte, el argentino solo ha firmado un gol de su autoría, pero ha puesto cinco pases de gol en los otros ocho goles del equipo en ese periodo. Su máximo número de asistencias en una sola campaña con Dallas, era de cinco. Ya tiene casi el doble en la actual.

Sin la responsabilidad de ser el hombre gol, el talento de Urruti está en pleno resplandor – con y sin la pelota. Mucho de ello se debe a técnico de origen colombiano del equipo, que ha sabido reubicar a Maxi en un lugar donde quizás le aporta aún más.

“Lo hemos colocado por detrás del centro delantero en donde podemos utilizar su movilidad y el instinto que tiene de poder ser el acompañe como un segundo delantero, o como un delantero falso si así lo prefieres”, dijo Pareja sobre el evolutivo juego de Urruti. “Creo que es un rol natural para Maxi, también porque nos ayuda con la generosidad de su juego, la manera en que le da forma al equipo cuando no tenemos el balón”.


En temporadas anteriores, los encargados de los balones parados solían ser Mauro Díaz y Kellyn Acosta. Ninguno de los dos está ya en los Hoops, por lo que se había batallado para encontrar al hombre indicado para cobrarlos de manera consistente. En su nuevo rol, Maxi se está convirtiendo de a poco en ese hombre que perfecciona y hace más peligroso a Dallas en ese tipo de oportunidades.

“Pasamos por un periodo en que no anotábamos a balón parado, y ganar el juego en la manera que lo hicimos ante Vancouver [fue importante]”, dijo Urruti. “Sabemos que quien quiera que este cobrando los balones parados debe estar al 100%, porque es una temporada larga y tenemos que mantenernos unidos”.

Ante Vancouver Whitecaps se pudo apreciar algo de ello. Sus dos asistencias llegaron vía balones parados y un par de ocasiones más surgidas de sus pies llegaron de la misma forma.

Dallas se prepara para visitar a la que fue la primera verdadera casa de Urruti en la MLS, Portland Timbers. Seguramente los líderes del Oeste dependerán bastante del juego evolucionado de Maxi y sus cobros a balón parado para vencer a otro de los clubes de Cascadia.

RELACIONADOS:MLSFC DallasFC Dallas | MLS | 2018

Más contenido de tu interés