MLS

El Chicago Fire del 2018 está por extinguirse prematuramente, ¿qué le espera a futuro?

El entrenador Veljko Paunović no encontró la brújula en la actual campaña, y ni siquiera una labor titánica y de sacrificio de Bastian Schweinsteiger sacó el bote a flote.
26 Sep 2018 – 12:30 PM EDT

Chicago ha tenido algunos destellos en la temporada actual, pero en general no fueron capaces de encender la llama, de hacer arder su juego como si lo hizo el año pasado. Es por ello que el Fire del 2018 está por extinguirse con muchas más penas que glorias.

Tras salir campeón del mundo Sub-20 dirigiendo a Serbia, Veljko Paunović llegó para hacerse cargo de Chicago para la temporada 2016. En 2017, con un medio campo fuerte, una contratación estelar de la que muchos eran escépticos – Bastian Schweinsteiger, y un goleador letal como Nemanja Nikolic, su proyecto tomo forma, le dio un estilo y el equipo respondió llegando a Playoffs.

Las expectativas no podían ser menores en 2018 una vez que Paunović había mostrado que el Fire tenía con que pelear y con un año más de trabajo, se antojaba para seguir aspirando por lo menos a estar en la liguilla. Además de que, desde su llegada, se habló de que se esperaban resultados para su tercer año, dándole confianza, tranquilidad y tiempo a su proceso. Pero resulta que el tercero es el peor.


El proceso no solo se estancó sin poder mejorar aspectos puntuales que no habían funcionado aun cuando los resultados se dieron en la campaña anterior, sino que pareciera ir en retroceso.

Uno de los puntos débiles del 2017, fue su defensa, la cual recibió un total de 47 goles, colocándola como una de las de media tabla en ese renglón. Durante la temporada regular, no era tan evidente su vulnerabilidad debido a su contundente ataque que supero la marca de las 60 anotaciones. Pero en los Playoffs, el sistema defensivo hizo agua, y cayeron 4-0 ante NY Red Bulls.

Y esa tónica de la liguilla pasada, se trasladó al año presente, donde ya han permitido 54 goles en su arco, tan solo Toronto y Orlando han recibido más que ellos en el Este.

Jugando en cancha ajena el año pasado, les costó un montón sacar resultados positivos, de hecho, de sus 11 descalabros, 9 fueron en condición de visitante.


En la actual campaña, ya suman 8 descalabros de visita, y con perder uno de los dos restantes que les quedan en cancha ajena, no solo no sumarian la misma cantidad de derrotas de visita que la campaña anterior, sino que de no ganar ambos duelos, ni siquiera igualarían lo hecho en puntos en 2017 como visitante.

Lo que hizo notorio que estos fallos no fueron corregidos, es que sus fortalezas no pudieron mantenerse y al no compensar fortaleciendo las debilidades, Chicago quedo expuesto al fracaso. De tal manera que, de perder el miércoles por la noche en el Yankee Stadium ante el New York City FC de David Villa, se quedaran sin ninguna chance de clasificar a Playoffs…con aun cuatro partidos restantes en la campaña.

PUNTO Y APARTE: BASTIAN SCHWEINSTEIGER

Lo que sí cabe destacar, es a un tipo como Schweinsteiger, quien muchos pensaban que era una contratación sin sentido deportivo el año pasado, y que en la actualidad, sigue siendo, de lo más rescatable del equipo – un jugador que se adapta igual como central, mediocampista o hasta media punta para hacer funcionar al Fire. El problema es que el equipo solo tiene un Bastian para cubrir cuatro posiciones.


Su liderazgo y su compromiso son admirables, considerando que ya podría haber tirado la toalla para este momento, y nadie podría reclamarle nada.

Ahora vendrán las decisiones difíciles para la dirigencia, especialmente con respecto al ciclo de Paunović en la ‘Ciudad de los Vientos’.

RELACIONADOS:MLSChicago FireChicago Fire | MLS | 2018

Más contenido de tu interés