MLS

David Villa lamentó la eliminación de NYCFC en la U.S. Open Cup ante los Red Bulls

La rivalidad -claramente dominada por el conjunto taurino- se reactivará el 24 de junio, en un nuevo 'clásico neoyorquino' en el marco de la MLS.
15 Jun 2017 – 2:37 AM EDT

HARRISON, N.J. -- El primer partido en la historia por la U.S. Open Cup entre los Red Bulls y New York City FC finalizó con una victoria por la mínima para la escuadra taurina. Pese a que el equipo celeste contó con una buena cantidad de oportunidades para abrir el marcador en el primer tiempo, en el complemento la entidad de Nueva Jersey se hizo con el partido y se impuso gracias a un gol anotado por el austríaco Daniel Royer.

"Creo que comenzamos bien. Tuvimos nuestras oportunidades, y creo que en la primera mitad merecimos marcar un gol", analizó tras el partido David Villa. "Nos sentimos cómodos en la cancha, pero estuvimos un poco desafortunados. El travesaño y un poste nos negaron goles a Tommy [McNamara] y a mí. Pero así es el fútbol", lamentó el delantero.


El clásico en versión copera cambió de manera radical para el conjunto celeste cuando -en el comienzo del segundo tiempo- una de las figuras del plantel tuvo que ser reemplazada. "El equipo quedó un poco golpeado por la lesión de Maxi Morález. Sin él estuvimos un poco perdidos y se nos puso difícil el partido", reconoció 'el Guaje'. "Maxi es un gran jugador, que nos da la pausa, nos da el juego, y quedamos en estado de shock sin él".

"New York Red Bulls pudo hacer su gol gracias a un error de nuestra parte. Les dimos la oportunidad de que se pusieran 1-0 y ahí todo se complicó más para nosotros", concluyó el capitán. "Ahora ya nos quedamos fuera de la U.S. Open Cup y tenemos que concentrarnos en el partido del sábado frente a Seattle Sounders (1 pm ET, ESPN Deportes). Tenemos que seguir bien en la liga".


El encuentro del miércoles por la noche fue el preámbulo de los tres choques que New York City FC y New York Red Bulls sostendrán en la temporada regular. El primero de esos encuentros se jugará el sábado 24 de junio, nuevamente en el estadio de la ciudad de Harrison. "Tenemos tiempo para pensar en el partido de liga frente a los Red Bulls. Es verdad que ese juego volverá a ser un clásico, pero ahora tenemos que concentrarnos en el próximo capítulo. Y el próximo capítulo es Seattle Sounders, el sábado", explicó Villa. "Ellos son los actuales campeones de la liga. No han comenzado bien, pero son un equipazo".

"Con Red Bulls tenemos una rivalidad verdadera", expresó el campeón del Mundo en 2010. "Es algo muy bueno para la ciudad, para ellos, para nosotros. Desde hacía tiempo se necesitaba algo así en la liga. Tenemos que preocuparnos por mejorar en el próximo partido contra ellos", se animó el asturiano. "Pero siempre lo digo; los rivales son todos. El año pasado nos quedamos fuera ante el [New York] Cosmos. Este año podría haber sido contra Philadelphia Union o cualquier otro equipo. Los rivales son todos".


Los Red Bulls extienden su supremacía

El 'Clásico Neoyorquino' en la MLS dio comienzo en la temporada 2015, con la incepción de New York City FC en la liga. Desde ese momento hasta ahora se disputaron seis partidos de liga, cinco de los cuales fueron ganados por los Red Bulls. La más recordada de esas victorias fue el 7-0 que el conjunto taurino le propinó a la escuadra celeste en el Yankee Stadium el 21 de mayo de 2016. El solitario triunfo de NYCFC (que finalizó con un marcador de 2-0) se produjo el 3 de julio de 2016.


El partido del miércoles fue el primer encuentro de U.S. Open Cup entre los dos conjuntos del 'área triestatal', lo que extiende el récord de los Red Bulls a seis victorias en siete confrontaciones.

En el vestuario local la alegría era completa. "Fue un gran partido", aseguró Sacha Kljestan. "Los dos equipos hicieron sentir su energía. NYCFC es un mejor equipo que el año pasado. Tenemos respeto por ellos. Sabemos que en estos encuentros se ve un gran contraste de estilos entre los dos clubes. Les pusimos las cosas complicadas, e hicimos lo suficiente para poder quedarnos con la victoria", comentó el capitan del club albirrojo.


El volante californiano coincidió en parte con el análisis planteado por su contraparte en el equipo azul cielo. "El hecho de que ellos jugaran el segundo tiempo sin [Maximiliano] Morález hizo que la calidad de New York City FC bajara un poco. Es un jugador muy inteligente, muy bueno con la pelota, y se entiende muy bien con David Villa".

El próximo partido de los Red Bulls será ante Philadelphia Union, pero Kljestan ya piensa en el siguiente duelo ante NYCFC. "Creo que el próximo partido frente a NYCFC será muy similar. A ellos les gusta jugar con su estilo, a nosotros nos gusta jugar a nuestra manera. Será una batalla, y será un partido muy parecido al de esta noche".


RELACIONADOS:MLSNew York City FCNew York Red Bulls

Más contenido de tu interés