MLS

Columbus Crew de Subcampeón de la MLS a colero general

La Pandilla de Ohio estuvo muy cerca de coronarse campeón de la MLS en 2015, pero el quedarse tan cerca le desmoronó el 2016.
25 Ago 2016 – 12:51 PM EDT

Fue a principios de diciembre que Columbus Crew tenía todo para conquistar por segunda vez en su historia la MLS Cup, con el partido decisivo a jugarse en casa y frente a un rival como Portland Timbers que no había llegado a los Playoffs como uno de los contendientes más fuertes.

El equipo que dirige Gregg Berhalter estaba en lo más alto del proceso de un técnico que desde que tomó las riendas en 2013 le imprimió un estilo de jugar a ras de pasto, algo que agrado a sus jugadores más talentosos y a la pupila de los espectadores.

El fútbol de la Pandilla no solo era atractivo sino que daba resultados. Terminaron la campaña regular con 53 puntos – segundo lugar de la Conferencia Este, cuarto lugar general, fueron la segunda mejor ofensiva con 58 goles marcados (tan solo 4 goles menos que el superlíder New York Red Bulls).


Varios de sus futbolistas tuvieron una temporada a nivel superlativo. Kei Kamara terminó empatado con 22 goles como máximo goleador de la MLS con Sebastian Giovinco (el italiano se llevó el botín de oro por criterios de desempate), Ethan Finlay fue el quinto mejor asistidor con 13 pases de gol y todo mundo lo pedía para la selección de los Estados Unidos, mientras que Federico Higuaín mantenía su exquisito fútbol a tope al igual que su liderazgo.

El derrumbe del 2016 para el Crew comenzó en aquella gran final al minuto de juego. En un grosero error del arquero Steve Clark, Portland tomó la ventaja y pocos minutos después marcarían el segundo con la complacencia de varios jugadores que se quedaron dormidos esperando que el árbitro marcara fuera en una jugada.

Más allá de que perder siempre dolerá, también dolió mas por la manera en que se perdió ante su público aquella tarde. Incluso, el golpe mental fue tal, que se habla de que los jugadores no fueron capaces de hablar realmente de los errores, de dejarlo en anécdotas de mal gusto ya que no las confrontaron.

Uno pensaría que viendo la tabla el día de hoy, al verlos últimos, que el equipo fue desmantelado, que sus figuras fueron vendidas, pero no, no fue así. Los resultados no se daban en el flojo arranque, hubo un rompimiento en el vestidor entre dos de los referentes – Higuaín y Kamara – que terminó con Kei siendo transferido.


El sanar de lo sucedido en diciembre del 2015 ha sido lento y doloroso para la Pandilla. Los números que lo tienen hundido en el fondo de la tabla general no mienten. Apenas suman 23 puntos, solo han podido ganar 4 de sus 24 partidos, tienen la tercera peor marca en diferencia de goleo con un -8, y de visitante apenas han ganado un juego en 11 intentos.

RELACIONADOS:MLSColumbus Crew SC

Más contenido de tu interés