MLS

Bradley Wright-Phillips le da la victoria a New York Red Bulls 1-0 sobre New England

En un duro partido para el equipo de Jesse Marsch los Red Bulls superaron por la mínima a New England Revolution.
28 Ago 2016 – 4:51 PM EDT

HARRISON, N.J. - En un áspero choque New York Red Bulls se impuso por 1-0 a New England Revolution. El único tanto de la tarde fue anotado por Bradley Wright-Phillips, quien con 16 dianas este año iguala la línea de David Villa y Sebastian Giovinco en la búsqueda de la Bota de Oro de la MLS.

Si bien el dominio de los Red Bulls en el primer tiempo fue muy amplio -todas las estadísticas estuvieron del lado del equipo de Jesse Marsch- al llegar al descanso el marcador se mantuvo en un lánguido 0-0.

El cuadro de Nueva Jersey contó con muchas ocasiones claras de gol en los pies de Sacha Klkestan, Bradley Wright-Phillips y el impetuoso Alex Muyl. Pero el acierto del portero Brad Knighton -siempre bien ubicado- evitó que los locales consiguieran abrir la cuenta.

En los ‘Revs’ todo en la primera parte dependió de Kei Kamara. Inclusive en algunas jugadas defensivas. Pese a la superioridad clara de los dueños de casa el de Sierra Leona se las arregló en un par de ocasiones para dejar en evidencia a la última línea de los Red Bulls.

El inicio del segundo tiempo mostró a un New England Revolution más decidido, con Lee Nguyen, Teal Bunbury y Kelyn Rowe más presentes en el ataque del conjunto de Jay Heaps. Presión alta, el arma preferida de los Red Bulls, ejercida en su contra después del minuto 45.

Pero en el 55 apareció el infatigable Wright-Phillips, quien recogió dentro del área una pelota desviada por el arquero visitante -en una jugada iniciada por Kljestan- y logró la apertura del tablero electrónico. Ese fue el gol número 61 de BWP en la MLS y el número 16 de esta temporada, que lo iguala -al menos hasta el partido entre Orlando City y NYCFC- en la tabla de máximos artilleros de este año, junto a Sebastian Giovinco y David Villa.

El gol trajo algo de calma a unos Red Bulls que comenzaban a desesperar. Pero no detuvo los arrestos ofensivos de un Revolution que siguió buscando con ganas la portería de Luis Robles, especialmente después del ingreso en el equipo de las afueras de Boston de Juan Agudelo y Diego Fagúndez.

Pero toda esa voluntad puesta sobre el césped del Red Bull Arena no fue suficiente para el cuadro de Nueva Inglaterra, que sobre el final del encuentro dejó de sorprender para comenzar a reiterarse en su fórmula de ataque. Las dos nuevas incorporaciones del equipo taurino -el israelí Omer Damari y el austríaco Daniel Royer consolidaron el trabajo de local en el último tercio de la cancha para mantener a raya al equipo azul.

De la mano del solitario gol de Bradley Wright-Phillips New York Red Bulls amarró otros tres puntos en su casa en un partido que resultó bastante más complicado de lo que se había previsto. Los albirrojos siguen encaramados entre las primeras posiciones de la Conferencia Este, mientras que la carretera hacia los Playoffs es cada vez más escarpada para New England Revolution.


Más contenido de tu interés