publicidad
Impact vs. América final Liga de Campeones Concacaf

Ausencias por lesión y suspensión jugaron en contra de Montreal Impact

Ausencias por lesión y suspensión jugaron en contra de Montreal Impact

Las bajas de Evan Bush, Víctor Cabrera, Hassoun Cammara, Justin Mapp entre otos se sientieron en esta final.

Impact vs. América final Liga de Campeones Concacaf
Impact vs. América final Liga de Campeones Concacaf

MONTREAL, Canadá- De cara a la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF, Montreal Impact llegó muy disminuido por las lesiones y suspensiones.

Por ende, no es sorpresa que los múltiples cambios en la alineación haya sido otro de los factores de peso por el cual los canadienses sucumbieron 4-2 ante el América.

Con las bajas de los defensas Víctor Cabrera y Hassoun Camara, la posición de lateral derecho quedaba vacante pero sin ningún jugador de oficio que pudiera suplirla.

A el DT Frank Klopas no le quedó más remedio que improvisar con el mediocampista Nigel Reo-Coker en dicha posición.

 “Me pidieron que haga ese trabajo”, dijo Reo-Coker tras el partido.  “Yo no había jugado en esa posición por casi dos años.  Me pidieron que haga el trabajo e hice lo que pude”, agregó.

publicidad

Los drásticos movimientos trajeron sus consecuencias en otros sectores de la alineación.  Con el movimiento de Reo-Coker de lateral derecho, el volante italiano Marco Donadel apareció en la titularidad junto con el escocés Calum Mallace en el medio sector.  Los cambios eran un completo desafío.

“Vi el partido desde las tribunas, y viendo a mi lado, tenía a Justin Mapp, Cameron Porter, Hassoun Camara, Víctor Cabrera, quienes jugaron un rol muy importante en la campana y ninguno de nosotros pudo jugar por múltiples razones, ya sea por lesión o suspensión”, dijo el portero Evan Bush quien no fue de la partida por suspensión.

Y a esto se le suma la contratación de emergencia a Kristian Nicht, portero que se sumó hace dos días al equipo con miras a la final de la CCL y que en su partido debut concedió cuatro goles.

Las vicisitudes pesaron al final, y el trago amargo va a ser uno muy duro de digerir, considerando cuan cerca estuvo el Impact de cambiar su historia.

“Es duro porque probablemente no vuelva a tener esta oportunidad otra vez”, dijo el experimentado defensa Patrice Bernier tras el duelo.

“Es duro estar tan cerca y no poder levantar el titulo, a pesar de estar en casa.  Me hubiese encantado hacerlo.  El América es un bien equipo, tiene buena calidad, perdimos ante un oponente que fue mejor”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad