MLS

A los New York Red Bulls versión 2018 absolutamente nada les corta las alas rumbo a hacer historia

NYRB se sostiene peleando palmo a palmo con Atlanta United por terminar superlíder, buscando un legado único de la mano de Kaku, Adams, BWP y compañía.
3 Oct 2018 – 2:27 PM EDT

Antes de que comenzara la temporada 2018, New York Red Bulls se quedó sin el líder en pases para gol de la liga de los últimos dos años, Sacha Kljestan. Los taurinos no lo resintieron.

Pasaron años intentando que Gonzalo Verón diera el estirón y fuera clave en el cuadro neoyorquino. No sucedió y lo dejaron ir, para apostar con otro argentino de nacimiento, Alejandro Romero Gamarra. La apuesta funcionó de inmediato, sin necesidad de tiempo de adaptación para ‘Kaku’.

A media temporada, el técnico que se había ganado a la afición con resultados, con triunfos en los Derbys de Nueva York, y con la conquista del Supporters’ Shield en 2015, Jesse Marsch, prefirió dejar a los taurinos para comenzar una aventura europea como asistente. Chris Armas se quedó al mando, y el equipo siguió en un camino exitoso.


Los Red Bulls del 2018, parecen ser inmunes a cualquier circunstancia cambiante, su camino triunfal se mantiene intacto. Eso también incluye jugar un partido clave, contra su rival directo por la punta del campeonato la jornada pasada sin Bradley Wright-Phillips, su goleador histórico y que desde hace cinco años no para de anotar.

Es por ello que están más que vivos y peleando palmo a palmo con el poderoso, glamuroso y mediático Atlanta United, por la cima de la Conferencia Este y por terminar como superlíder y por consecuencia como ganador del Supporters’ Shield.

NYRB está luchando por obtener su tercer Shield en su historia, tras haber conseguido los primeros dos en 2013 y en el ya mencionado 2015.

La diferencia con Atlanta, es de tan solo un punto. Ambos tienen por delante tres partidos más en la temporada regular, es decir, nueve puntos en disputa. La ventaja de los taurinos es por ahora, que venció a los rojinegros de Georgia tanto en Atlanta como en el Red Bull Arena. Por cierto que la batalla es tan brutal, que ambos podrían terminar rompiendo el récord impuesto por Toronto FC apenas el año pasado de más puntos en una temporada.


¿Por dónde pasa la mística de estos toros? ¿Cuál es la clave?

La filosofía del club paso de ser un equipo que gastaba en grandes figuras, de depender de individualidades a ser un equipo de conjunto, que le da oportunidad a los canteranos, que ficha jugadores jóvenes con potencial por explotar, y apuntala con algunos veteranos que encajen en su sistema.

Armas lo conoce a la perfección, ya que era asistente de Marsch, y sabe cómo seguirle sacando jugo a la formula. La pregunta es, ¿hasta dónde le alcanzara? Más allá de si logra o no el Supporters’ Shield, ¿le alcanzara para levantar la elusiva copa que realmente quiere toda su afición y la misma institución, la MLS Cup?

Marsch sorprendió con su trabajo en NY, pero al igual que sus predecesores, dejo la cuenta pendiente del título de liga, en tres apariciones consecutivas en la fiesta grande, no le fue posible ganar el premio mayor.


Armas ya cumplió con el primer reto, que era mantener a los toros en estampida sin detenerse, arrollando todo a su paso sin importar contratiempos. Pero ahora se viene un reto más difícil, llevar esa inercia a la liguilla y convertirla en un trofeo para la vitrina. O quizás, idear la estrategia, para jugar el “nuevo torneo” que son los Playoffs, con algo distinto.

Solo el tiempo dirá si el pupilo logra superar al maestro.

Pero por ahora, el conjunto funciona como debe, con sus debidos pilares en un elevado nivel.

En el arco un Luis Robles que lleva años siendo Top en la MLS. De centrales, Aaron Long y Tim Parker, ya hasta son de consideración del Team USA. Michael Murillo y Lemar Lawrence se hacen cargo de los laterales. Y como resultado, la defensa que menos goles ha permitido en la temporada.


En el mediocampo, Tyler Adams es una auténtica joya, presente y futuro de NYRB y la selección estadounidense. Armando el juego, esta Kaku, quien vive entre los líderes para pases de gol, y tiene actores de reparto que cumplen a cabalidad como Alex Muyl y Daniel Royer. En punta, el ya mencionado BWP. Y como resultado, la segunda mejor ofensiva del Este, solo por detrás de la de Atlanta.

La versión de los Red Bulls 2018 ya ha demostrado que tiene alas a prueba de ausencias, partida de jugadores, y técnico . Su desafío no es mostrar si son mejores que la versión de Juan Carlos Osorio con Juan Pablo Ángel, o la de Mike Petke con Thierry Henry y Tim Cahill, o la de Marsch. Su reto es ser únicos en la historia del club, y eso en NYRB, solo se logra con una cosa – la Copa MLS, y si es con doblete de Supporters’ Shield, mucho mejor.

RELACIONADOS:MLSNew York Red BullsNew York Red Bulls | MLS | 2018

Más contenido de tu interés